close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

30 April 2014
Ordenar la crítica. Take it or Leave It

Paloma Checa


Viena, 1994. Andrea Fraser hablaba de la necesidad de un tipo de práctica artística que analizase los escenarios y las situaciones donde ocurre el trabajo del artista. Quería describir las condiciones económicas y la red de relaciones sociales bajo las que dicha noción de trabajo tenía lugar.

Esta primavera el Hammer Museum de Los Ángeles abre las puertas de Take It or Leave It: Institution, Image, Ideology. La exposición quiere ofrecer al público una mirada a los orígenes de la crítica institucional y las prácticas apropiacionistas, un maridaje que no siempre queda claro en el planteamiento expositivo.

Las curadoras Anne Ellegood y Johanna Burton traen a la comunidad trabajos de más de 36 artistas, casi todos realizados en las décadas de los 80 y los 90. Las categorías registro público, el archivo, la identidad americana, la interacción, el lenguaje, los mass-media, la política, el museo o la representación articulan un diseño espacial basado en la sucesión de salas organizadas. No entiendo esta clasificación. ¿Acaso no reside el poder de la crítica institucional precisamente en su capacidad de interpelar a esas y otras categorías a la vez, apuntando a la desactivación de parte de las políticas que las configuran en el presente, así como a las relaciones de poder que estas escriben? La autoridad institucional del museo para echar mano de la catalogación y las etiquetas en su afán por ordenar una visión del mundo determinada es aquí rescatada.

A pesar de todo esto, la muestra nos da la oportunidad de disfrutar de nuevo de piezas tan potentes como Museum Highlights. A Gallery Talk (Andrea Fraser, 1989), Proximity to Power, American Style (Silvia Kolbowski, 2003-2004), o (Gingerbread) Feeder 2 (Nayland Blake, 1998). No falta el trabajo de Félix González-Torres, Matt Mullican, o Judith Barry, entre otros.

Si el museo recurre a la ordenación temática para afianzar una visión de la historia reciente de prácticas políticas todavía vigentes, ¿cómo media esta ordenación entre el potencial de esas prácticas y nuestra experiencia como público? ¿Qué faceta de nuestra experiencia es entonces activada por tal dispositivo? Como siempre, los irresolubles problemas de la traducción y la historización…

Paloma Checa-Gismero devotes her time to reading, visiting exhibitions and watching films. She sometimes writes as well. She also sometimes gets involved in projects based on management, production, or education, almost always within the arts. From a terrace overlooking the Pacific, she is working on her PhD in Art Theory at the University of California, San Diego.

Pub
close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)