close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

25 abril 2016
Anna Pahissa, foto de Emiliana Larraguíbel @a-desk.org
Entrevista a Anna Pahissa

Rosa LLeó

Anna Pahissa es la figura detrás de Múltiplos, una librería especializada en publicaciones de artista que se ha convertido en una pequeña plataforma independiente y un lugar de presentación de proyectos de referencia en Barcelona. Le pregunto sobre pasado y futuro, a través de su experiencia y buscando ejemplos de publicaciones específicas para ilustrar sus palabras.

He encontrado una entrevista tuya de hace unos años que te hizo Sonia Fernández Pan para su plataforma Esnórquel. Múltiplos sólo llevaba ocho meses funcionando. ¿Qué puedes decir que has aprendido y qué ha cambiado?

Creo que la misión y valores que establecí desde el principio respecto a este proyecto se han mantenido intactos. Entre ellos está el de concebir múltiplos como un proyecto con un formato líquido pero que parte de una definición de base, la de una estructura de difusión y distribución de publicaciones de artista que mantenga abierta la posibilidad de ser moldeado en función de los intereses o circunstancias del momento. Ya entonces matizaba que múltiplos era una librería, pero que podía derivar en otras actividades o líneas de acción, y esto es exactamente lo que ha ocurrido en los casi cinco años de recorrido. Es algo de lo que estoy especialmente orgullosa, quizás porque es la única forma que tengo de entender un proyecto, o la vida en general. Por ejemplo, tras seis meses de darse esa entrevista, tuve que cerrar la librería de la calle Lleó por cuestiones económicas, y múltiplos se convirtió en un proyecto sin espacio físico permanente hasta noviembre de 2014, cuando volvimos a abrir las puertas en el actual local de la calle Joaquín Costa.

Durante todo este tiempo he aprendido muchísimas cosas. Es un proyecto que empecé de cero, teniendo en mente algunos referentes internacionales, pero que he intentado obviar para generar algo muy específico: el resultado de unos intereses y de un contexto determinados. Con este trabajo he aprendido sobre la profesión de librera y distribuidora, y he podido acceder a muchos trabajos, proyectos y personas que han devenido fundamentales con el tiempo. Algunos de los cambios afectan a mi perspectiva sobre algunas cosas, y otros han venido dados por transformaciones del contexto. Éste ultimo aspecto es importante pues en los últimos dos o tres años el circuito de las publicaciones en España se ha vuelto muy activo en todos los sentidos. Por otra parte, con el tiempo he ido trasladando mi interés principal del objeto hacia los contextos en los que éstos se producen. Una publicación de artista es un objeto autónomo que debe hablar por sí mismo, pero en estos momentos para mí tiene tanto valor ese objeto como la ideología y discurso que hay detrás. Es parte de su contenido, incluso si no es explícito en el resultado final.

¿Y en el sector, quienes llevan la palabra actualmente? Han proliferado las ferias, editoriales, publicaciones… ¿hacia dónde vamos?

No tengo ninguna duda de que quién lleva la palabra son siempre los productores, entre los que incluiría a los artistas pero también a diseñadores, editores, comisarios, etc. Para mí ellos son la voz más importante alrededor de la cual se crea toda una estructura, fundamental, pero para mi, secundaria. Me interesan más esas voces diversas y únicas, que intentan sortear ciertos discursos imperantes. Con esto me refiero a tendencias que se establecen desde la crítica; el ámbito expositivo; las escuelas de arte o las ferias. Es algo que considero muy tóxico y que es habitual en este momento de hiperactividad. Formatos y estéticas estandarizadas que se imponen sobre los contenidos, o discursos vacíos, o repetitivos, son algunas de las cuestiones con las que deberíamos ser especialmente críticos. Así que en ese sentido, soy bastante reticente a esas voces que actúan como gurúes, o a las publicaciones que son solo bonitas.

Una de los trabajos que me interesan especialmente dentro de nuestro contexto es el de Enrique Doza, que entre otras cosas lleva el timón del proyecto y espacio Tienda Derecha en Barcelona, y del proyecto de fanzines TDpapeles. Para mi Enrique reúne un perfil de autor, editor, catalizador y agitador que me parece muy representativo y necesario para el ámbito de la creación actual. Considero TDpapeles uno de los proyectos más interesantes de publicación de este país, y más allá de ello, me parece excepcional la forma en la que su discurso contundente es visible en cada una de sus acciones, que incluyen también sus publicaciones.

múltiplos como institución es un espacio que programa y que genera un lugar de encuentro para la escena de las artes visuales y el diseño en Barcelona. Para mí, forma parte del tejido independiente de la ciudad, con forma física de una librería. Además, ahora se encuentra literalmente entre dos proyectos diferentes, la galería EtHall y el proyecto la KINO de Nuria Gómez Gabriel. ¿Tenéis alguna intención de trabajar en colaboración?

Efectivamente, creo que es interesante y necesario que más allá de su dimensión comercial como librería y oficina de distribución, el espacio sea activado como lugar de encuentro y con una programación que genere contenidos como lo hace el material con el que trabajo, los libros. De la misma forma que ha sido fundamental la entrada de Emiliana Larraguibel al proyecto, también lo ha sido el hecho de compartir espacio con etHALL y la KINO. Esto ha marcado un antes y un después tanto en mi experiencia y relación personal con el proyecto, como en su evolución. Es un tesoro compartir el día a día con Núria y Jorge, son dos personas y proyectos a los que quiero, que admiro y respeto, y de los que estoy aprendiendo mucho. En los dos casos se ha establecido una relación de amistad que ha derivado también en un intercambio constante de inquietudes e ideas, que propician posibles colaboraciones. En este sentido, por ejemplo, me gustaría destacar el primer número de Cine Quieto Flora que es un proyecto de Núria y de Gloria Vilches, que se presenta en breve en múltiplos, y que supone una deriva editorial a un proyecto planteado como plataforma online centrada en la difusión y la investigación de la imagen cinematográfica. Me parece muy interesante ese ejercicio de traducción que han desarrollado al llevar el proyecto a una edición impresa, y la colaboración que se ha establecido al acoger su presentación y desarrollar su distribución desde múltiplos.

Sé que uno de tus intereses como Anna Pahissa, más allá de Múltiplos, tiene que ver con la investigación histórica, siempre ligada al formato publicación. En 2014 realizaste para The Green Parrot Cabinet el proyecto Artificialia donde pudimos contar con la presencia de algunos artistas conceptuales catalanes que habían utilizado el formato publicación. ¿Has seguido investigando este tema? Cuéntanos sobre el proyecto que quieres presentar dentro del festival LOOP.

La investigación de las publicaciones de los sesenta y setenta y el marco en las que éstas se produjeron sigue siendo algo que me interesa mucho. Quizás no puedo destinarle todo el tiempo que quisiera, puesto que priorizo la producción actual, pero es algo que está ahí, tanto como investigación personal como a nivel comercial, pensando en distribuirlos de nuevo. Es un periodo que me interesa en especial porque, entre otras cosas, creo que guarda muchas analogías con el momento actual, de forma mucho más evidente que en los años ochenta y noventa. Como producto de un momento histórico determinado se genera en esa época una concepción del trabajo, con publicaciones desde la ideología, la estética y las formas de producción y de colaboración, que me parece muy contemporánea. No en vano muchas de las propuestas desde la práctica artística actual pasan por la referencia y revisión de ese momento, y en las publicaciones esa herencia se hace muy evidente.

Es por esta razón que la propuesta de múltiplos para esta edición de Loop es la muestra de una selección de material audiovisual producido en el contexto de Better Books, una librería que nació en Londres a finales de los cuarenta, conectada con City Lights Books de Ferlinghetti en San Francisco, y que se transformó durante los sesenta en una especie de laboratorio que acogía material impreso y una intensa programación vinculada a la práctica artística. Eso generó una comunidad entorno a ella con artistas como John Latham, Bob Cobbing, o Barry Milles. Curiosamente, el espacio de Better Books incluía una librería, una galería y una sala de proyecciones, hecho con el que empatizo de forma especial por su conexión evidente con la actividad que desarrollamos en Joaquim Costa 30. Este tipo de librerías que acogen material vinculado a la práctica artística, como fueron también Other Books and so en Ámsterdam o Printed Matter en Nueva York, han sido siempre focos de producción muy interesantes.

De igual forma, me resulta imposible pensar en múltiplos “solo” como una librería, puesto que se trabaja con un material -publicaciones y personas-, que tiene un gran potencial de generación de otras cosas y que va mucho más allá del objeto y de su circulación comercial.

Rosa Lleó ha sido editora. De sus años vividos en Inglaterra se ha quedado con las frases cortas y con los discos de vinilo. Ahora escribe y ocasionalmente hace exposiciones.

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)