CASCATENG
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)
Magazine ·  N027  10-06-08
Editorial
Crisis

Siempre se había dicho que el arte es uno de los territorios más sensibles a las crisis. Que si avecinaba una el primer lugar que lo notaría, con anticipación, sería el arte. Y también el arte sería el último lugar que la crisis abandonaría. Y ahora, en plena crisis (se la llame con el eufemismo que se la quiera llamar, pero carreteras cortadas, miedo al desabastecimiento, subida de la gasolina... son elementos constitutivos de una crisis) parece que el arte no la nota. Al menos en el mercado. Parece fortalecido. Las ferias cierran con números inflados y la euforia, aunque asustada por los cortes de carreteras, parece que no ha desparecido. Desde que esta subida del mercado empezó, con el inicio del nuevo milenio, numerosas voces recordaban los ochenta y el batacazo posterior. Esas mismas voces insistían en que esta vez es diferente, porque hay la conciencia de, justamente, lo que pasó en los ochenta, que no había una verdadera tendencia especulativa tipo Donald Trump comprando y revendiendo en el momento al doble o al triple. Pero ¿y si ya estaba instalada entre nosotros desde hace tiempo? ¿y si en arte no se trata de crisis económica? o si no ¿cómo llamamos a las depresiones, tristeza y aburrimiento de que nos han llenado las tournées por bienales y documentas? ¿centenares de bienales y nuevos museos, multiplicados en China, no son un síntoma de inflación? ¿Dónde están los contenidos en arte, verdadera columna vertebral? Y no será porque la realidad no dé juego para que sea necesario tomar posición con fuerza. No estaría mal recordar a Valle Inclán y su renuncia a su práctica literaria poniendo su escritura al servicio de derrocar y denunciar la dictadura de Primo de Rivera, y como eso reveló el compromiso político de, precisamente, sus obras de teatro y sonetos. Tal vez así veremos como en esta crisis lo de menos es la economía y lo de más las fronteras cerradas, la exclusión democratica que asegura derechos a unos y los niega a otros, Guantánamo...

Justamente una exposición en la galería Helga de Alvear en Madrid toma el lema que llevó al gobierno de Bush a crear Guantánamo: "Extraordinary Rendition". En este número damos cuenta de ella y aprovechamos para publicar una reflexión sobre Santiago Sierra frente a la estética relacional realizada desde Belo Horizonte por Fabiola Tasca. Nizaia Cassian reflexiona sobre las preguntas que sobre la representación de los excluidos conlleva la exposición de Hannah Collins en CaixaForum Barcelona. Y sin dejar la crisis, o por lo menos la economía, Martí Manen se ha fijado en las estrategias de promoción (mercantil) que implican las exposiciones de jóvenes graduados de las escuelas de arte en Londres. Finalmente, Milena Pi reflexiona a través del trabajo de Francesc Ruíz sobre la marca Barcelona.

Sobre “Historia en curso” de Hannah Collins en Caixa Forum

Las prácticas de investigación, documentación y exploración artística obligan a un cuestionamiento sobre nuestra aproximación a la alteridad y de las premisas epistemológicas y éticas en las que se sustentan. Es necesaria una autoreflexividad que cuestione y problematice los juegos de poder que permiten a unos observar y a otros convertirse en el objeto de exposición y mirada. En definitiva la exposición de Collins plantea elementos propicios para abrir reflexiones ¿Es posible, hoy en día, asistir y contemplar sin estetizar, sin convertir la alteridad y la experiencia de otros en panorama?

Santiago Sierra en la 27a Bienal de São Paulo

Tras el verano se celebrará una nueva edición de la Bienal de São Paulo. La última bienal en la capital brasileña llevaba el título de "como vivir juntos". Fabiola Tasta contrapone el trabajo de Santiago Sierra a los postulados de la estética relacional; lo que le lleva a preguntarse como encajaría su obra bajo ese postulado de "como vivir juntos".


Sobre “Extraordinary Rendition” en la galería Helga de Alvear, Madrid

Extraordinary Rendition “es el término acuñado por la administración Bush para definir el cuerpo de nuevas medidas legales que buscan desmontar el actual sistema de Derechos Humanos y desproteger de ellos al ciudadano”. También, es el título de la última exposición de la galería Helga de Alvear (de hecho esta pequeña descripción pertenece a la hoja de la sala de la muestra). Y también daba título a otra exposición en la galería Nogueras·Blanchard hace poco más de un año comisariada por el colectivo Latitudes. Extraordinaria coincidencia.


Sobre “BCN Eye Trip” en la galería Estrany de la Mota.

La marca “BCN”, pese a su casi agotamiento y saturación, sigue representando a nivel internacional la máxima mercantilización de un modelo de vida y de ciudad. Francesc Ruiz desenmascara algunas de estas estrategias de estetización, de construcción de una imagen tan simplificada y fingida como autónoma, aludiendo al grafismo institucional y a las micronarraciones locales como posible elemento de subterfugio.



En Londres llega el momento de las exposiciones de final de curso. Los “artistas jóvenes” buscan su lugar mediante exposiciones que se convierten en escaparates para el propio contexto artístico.


 
Archivo
N001 | N002 | N003 | N004 | N005 | N006 | N007 | N008 | N009 | N010 | N012 | N013 | N014 | N016 | N017 | N018 | N019 | N020 | N021 | N023 | N024 | N026 | N027 | N028 | N031 | N032 | N033 | N034 | N035 | N036 | N037 | N038 | N039 | N040 | N041 | N042 | N043 | N044 | N045 | N046 | N047 | N048 | N049 | N050 | N051 | N052 | N053 | N054 | N055 | N056 | N057 | N058 | N059 | N060 | N061 | N062 | N063 | N064 | N065 | N066 | N067 | N068 | N069 | N070 | N071 | N072 | N073 | N074 | N075 | N076 | N077 | N078 | N079 | N080 | N081 | N082 | N083 | N084 | N085 | N086 | N087 | N088 | N089 | N090 | N091 | N092 | N093 | N094 | N095 | N096 | N097 | N098 | N099 | N100 | N101 | N102 | N103 | N104 | N105
Licencia de Creative Commons
A*DESK | contact@a-desk.org