close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

27 agosto 2018
El archivo A*DESK según… Aneta Szylak

Aneta Szylak

Hace algo más de una década, en una librería de Amsterdam, me encontré con un libro titulado “Feelings are always local” – a partir de la exposición de lo que entonces se llamaba “new media art”, dedicada a operaciones en varias redes, sistemas de transporte y transformación de contenido. Red en un sentido de sistema operacional expandido, en el que la información fluye, es capturada y agrupada. El libro, que desde entonces se mantiene en mi cabeza como una obsesión, parece negociar con lo que se reconoce como “vernáculo local” o “idioma del arte”.

Releyendo en este contexto el texto de Lars Bang Larsen and Søren Andreasen “Remarks on mediation”, publicado en A*DESK en el año 2006, encontramos la figura del mediador –comisario como editor del material y reconocido como autor – enviando su texto en la red que aprueba o rechaza el material. El texto fue publicado en un momento en el que el papel del comisario estaba siendo discutido en libros y ensayos. Gran parte de esa tarea era describir la función del comisario y al comisario como sujeto hablante/actuante.

Desde que el texto fue publicado, casi todo parece haberse convertido en una práctica “curatorial”, cubriendo grandes áreas de la cultura popular y en los ámbitos del consumo, por ejemplo. Es importante volver al asunto de la agencia y el trabajo de la bien engrasada maquinaria de la producción cultural, definiéndonos en el centro del problema. Quien es un comisario de arte hoy y qué tipo de nuevas propuestas institucionales son necesarias hoy son cuestiones esenciales que deben ser replanteadas una y otra vez.

Para alejarnos de las presiones mainstream debemos crear nuestros propios formatos, estructuras y plataformas, formas de presentación, discurso y marco institucional.

La reinvención de formas institucionales puede diferir de formas calcificadas que podemos entender como una transformación de “qué” o “cómo”. Hacer una institución es similar a hacer una exposición, es un acto de autoría y una herramienta para la mediación de los sentimientos para expander el impacto en lo que está fuera de una institución artística.

Remarks on mediation 

Małgorzata Misha Szura-Piwnik

Le sucedió a Aneta Szylak -comisaria y escritora- que se convirtió en creadora de instituciones. Primero el espíritu tras las visiones originales y los programas fundacionales de Wyspa Institute of Art y Laznia Center for Contemporary art y ahora responsable del marco conceptual de NOMUS New Art Museum in Danzig -un off-the-road museo que se mueve entre el idioma local, la relación táctica con los discursos mainsteam y las posibilidades transformadoras de las acciones curatoriales.

Publicaciones

27 agosto 2018

El archivo A*DESK según… Aneta Szylak

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)