close

A A*DESK portem des del 2002 oferint continguts en crítica i art contemporani. A*DESK s’ha consolidat gràcies a tots els que heu cregut en el projecte; tots els que ens heu seguit, llegit, discutit, participat i col·laborat.

A A*DESK hi col·laboren i han col·laborat moltes persones, amb esforç i coneixement, creient en el projecte per fer-lo créixer internacionalment. També des d’A*DESK hem generat treball per quasi un centenar de professionals de la cultura, des de petites col·laboracions en crítiques o classes fins a col·laboracions més perllongades i intenses.

A A*DESK creiem en la necessitat d’un accés lliure i universal a la cultura i al coneixement. I volem seguir sent independents i obrir-nos a més idees i opinions. Si també creus en A*DESK, seguim necessitant-te per a poder seguir endavant. Ara pots participar del projecte i recolzar-lo.

Magazine

23 febrer 2010
ARCO y la alopecia

David G. Torres

Estaba en boca de todos: la amplitud de los espacios en ARCO. Alguien hablaba de que parecía el duty-free de un aeropuerto, otro de que los tres pabellones de la feria bien podían caber en uno y medio… Después de años de quejarnos de la incomodidad de ARCO, de la estrechez de los pasillos, ahora, frente a esos pasillos/autopistas echamos de menos aquel lío.

En cualquier caso, el proceso de desertización de ARCO es evidente en estos años. En esta última edición, y en la anterior con el regreso de las galerías refusees y la caída en la crisis, se ha hablado mucho del futuro de la feria (como siempre). Esas amplias avenidas en las que se han convertido sus pasillos, las plazas abiertas, esos vacíos han ido in crescendo. En realidad, siguen un proceso conocido por muchos: te levantas un día y tienes entradas, van creciendo y finalmente tienes que admitir que estás calvo. Quizá un día lleguemos a ARCO y no haya ARCO, sólo la recepción VIP, los cafés gratis de Illy al fondo, bocatas carísimos y, fuera de Ifema, presentaciones varias u otras ferias y, más tarde, fiestas auspiciadas por algún proyecto de Rafael Doctor y copas en el Del Diego o el Cock.

Manuel Borja-Villel hacía una evaluación de ARCO en el programa A vivir que son dos días en la Cadena SER: “Arco perdió el tren de Latinoamérica, en un momento fue referencia para el arte latinoamericano, que es potentísimo, ahora ya no lo es, ahora lo es la feria Miami Art Basel; Arco fue una referencia para el arte joven, ahora empieza a no serlo o no lo es, porque está Frieze u otras ferias”

Es el problema de ARCO: que no sabe lo que es. JustMAD la nueva feria de arte joven instalada en Matadero sí lo sabe: es la alternativa a ARCO. Lo cual, en realidad, es bastante complicado: toma como referencia algo (ARCO) que no sabe lo que es, con lo cual es difícil saber que se es.

Así que siguiendo al director de MNCARS, la feria debe apresurarse a saber que es, a definir su modelo: “Arco tiene la posibilidad de repensarse, puede no ser una feria ligada a un mercado provinciano sino un verdadero lugar de intercambio”. Y matizaba, siempre atento a desmarcarse de la idea de mercado, intercambio no sólo es intercambio de objetos, también de ideas, ARCO puede ser un punto de encuentro. Es decir, que ese proceso de calvicie puede ser cierto y el futuro sea que no haya ARCO, sino sólo lo que rodea a ARCO.

Aunque queda una pregunta colgada: ¿no era ya un punto de encuentro antes? Antes de eliminar a los invitados, por ejemplo, en los foros de expertos. ¿No se decidió que ese no era el modelo? A ver si también se habrá dejado pasar ese tren.

http://www.davidgtorres.net

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)