close

A A*DESK portem des del 2002 oferint continguts en crítica i art contemporani. A*DESK s’ha consolidat gràcies a tots els que heu cregut en el projecte; tots els que ens heu seguit, llegit, discutit, participat i col·laborat.

A A*DESK hi col·laboren i han col·laborat moltes persones, amb esforç i coneixement, creient en el projecte per fer-lo créixer internacionalment. També des d’A*DESK hem generat treball per quasi un centenar de professionals de la cultura, des de petites col·laboracions en crítiques o classes fins a col·laboracions més perllongades i intenses.

A A*DESK creiem en la necessitat d’un accés lliure i universal a la cultura i al coneixement. I volem seguir sent independents i obrir-nos a més idees i opinions. Si també creus en A*DESK, seguim necessitant-te per a poder seguir endavant. Ara pots participar del projecte i recolzar-lo.

Magazine

27 març 2009
¡Qué llegue el verano ya!

A*DESK

El furor bienalistico ha empezado: la Bienal de Venecia ha hecho su presentación esta semana y ha publicado su lista de artistas; por aquí, se ha presentado a prensa el pabellón catalán. Por cierto, Carod-Rovira cuando habla del tema no puede evitar meter la pata, aunque sea un poquito, y en medio de la presentación del proyecto de Valentín Roma sobre los archivos no pudo evitar mencionar a Miquel Barceló como ejemplo de la creatividad catalana. Esa creatividad desbordante que Pilar Parcerisas ha querido mostrar en la exposición del CCCB “La Catalunya Visionaria” (Roberto Enríquez da buena cuenta de ello). Barceló no está ahí, no encaja. Perejaume sí (también expone en su galería de Barcelona Joan Prats después de unos años de silencio, al respecto publicamos un rewiev de David Armengol). Pero Barceló sí estará en Venecia, en el pabellón español. Seguramente Carod-Rovira no recordaba tampoco que las alusiones enfáticas que se han hecho sobre el proceso para la selección del comisario para el pabellón catalán (es cierto) no casan con el método para la elección de comisario y artista en el pabellón español: el viejo método del dedo largo (nada que ver con el “Arms Length”). Por otra parte, la crisis arrecia y los museos recortan, sacan las baratijas (Martí Manen habla de ello respecto a la última exposición del Moderna Musset en Estocolmo). Lo de las buenas prácticas se decidió en tiempos de vacas gordas, a ver si con las vacas flacas ya no va haber quien quiera/pueda trabajar. Aunque algunos ni se enteran de si se trata de vacas gordas o flacas y siguen hablando de tendencias très à la mode, ahora es el turno del dibujo expandido (de ello habla David G. Torres respecto a la exposición de Juan Carlos Bracho en la galería Carles Taché). Otros continuan hablando de producción (Montse Badia ha escrito sobre la nueva edición de Barcelona-Producció): difícil tema, si ya lo era antes, ahora sin dinero…

Dicen que este verano será muy caluroso. La Bienal de Venecia de 2003 fue insoportablemente calurosa y pegajosa. El glamour (si alguna vez lo hubo) desapareció, todo el mundo sudaba, quizá anunciaba la crisis. En la de 2007 Ignasi Aballí formó parte de la selección oficial. Era el año del gran tour (Venecia, Kassel, Munster), grandes esperanzas y gran decepción. Ahora que la desesperanza crece quizá aun nos divirtamos entre el calor que anuncian. De entrada, este año en la selección oficial de la Bienal de Venecia estarán Bestué-Vives (dos por el precio de uno). Una buena noticia. A ver si pasa el frío. ¡Qué llegue el verano ya!

A*DESK, Institut Independent de Crítica i Art Contemporani, es dedica a la formació, la edició i la investigació al voltant de la crítica d’art contemporani. Sota la visió de que el pensament critic fa lliures als individus, la seva missió és reivindicar activament el valor de la crítica: generar debat al voltant de l’art contemporani, dotar a l’inidividu de llibertat d’opinió i impulsar, així, la cultura.

Publicacions

27 març 2009

¡Qué llegue el verano ya!

31 desembre 2018

Estatus Artista

30 novembre 2018

COREOGRAFIA

31 octubre 2018

PEDRES

Pub

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)