close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

05 noviembre 2010
Aplaudiendo a Santiago Sierra

A*DESK

Ya tenemos nuevo Premio Nacional de Artes Plásticas: Santiago Sierra. Sin duda un premio que se moja. Un artista muchas veces criminalizado, juzgado fácilmente y con demasiados prejuicios pero ¿quién puede dudar de la verdad que expresa en «Aplaude o calla»? «Aplaude o calla» fue el texto que escribió como respuesta a cancelación de su proyecto en la Sinagoga de Stommeln de Alemania en 2006 y que ahora reproducimos.

APLAUDE O CALLA

A la vista de lo visto tras mi trabajo en Stommeln en el que se ha puesto en cuestión mi trayectoria como artista, el monologuismo universal ha dictado que:
Europa nunca ha actuado ni mucho menos actúa movida por la codicia. Que su relación con el resto del planeta ha sido fundada en el derecho y la voluntad de ayudar e iluminar a los demás pues de Europa emana todo derecho humano, toda ciencia y toda solución. Que ni la geometría ni la aritmética fueron inventadas en Egipto, que ni los asirios, ni los centroamericanos tuvieron relación con la astronomía, ni los árabes con la química, o sí, pero que no se puede comparar. Que no hay negros intelectuales como lo prueba el hecho irrefutable de que nadie en el mundo sabe mencionar el nombre de uno de ellos cuya ocupación no sea el fútbol o las artes musicales, siempre más dionisiacas que apolíneas. Que todo el arte producido en el África Negra cabe junto con el producido en Oceanía en un fascículo coleccionable de Historia Universal del Arte, pues lo único útil a la humanidad que desde ese lugar se hizo fue el inspirar artistas europeos con su primitivismo brutal. Que la nobleza y la burguesía europea no existe ni ha existido nunca y que por tanto los nietos de la soldadesca y el proletariado europeo deben guardar silencio pues en realidad no existen, no existimos. Que en el sur de América se come de maravilla, como lo prueba la gran cantidad de restaurantes argentinos existentes en Europa. Que Centroamérica no existe. Que pensar en otro beneficio para Europa que no sea la satisfacción por un trabajo bien hecho es de revanchistas, radicales y provocadores y nunca de buenos ciudadanos. Que Europa jamás arrasó continentes enteros, ni cosifico seres humanos, ni finiquitó culturas milenarias y menos ahora y menos para llenar la bolsa. Que ni roba, ni ha robado nunca nada a nadie. Que los principios básicos de la Revolución Francesa son antieuropeos y por descontado antifranceses. Que la riqueza que ven ustedes en las calles europeas es solo producto de un milagro económico. Que de haberse producido algún capítulo desagradable durante la época colonial se produjo en el pasado y bajo bandera de potencias europeas meridionales y por tanto con menos población rubia, gente casi no europea. Que quienes se ahogan frente a estas bellas costas del norte mediterráneo lo hacen azuzados por su impericia en el gobierno de sus propios países como ocurriría entre niños grandes. Que los EEUU no son Europa, lo que resulta transparentemente claro hasta para un superviviente de Nueva Orleáns. Que los blancos ya no existen.

Que, y esto es fundamental, los únicos hechos desagradables ocurridos en Europa, ocurrieron al fondo a la derecha entre comunistas y en Alemania durante el exterminio masivo de judíos. Que lo ocurrido al fondo a la derecha demuestra lo bien encaminada que anda el resto de Europa, y que si ahora son proveedores de sexoservidoras, mendigos y mano de obra barata, que tampoco esta claro sea así, bien se lo buscaron ellos, nada de esto tiene que ver con la venganza. A este respecto cabe añadir que ni Chechenia, ni ninguna población del Asia Central existe, que Europa no consentiría nunca el bombardeo de zonas habitadas, y que esto es ridículo. Es por ello que tampoco existen los palestinos, ni los armenios, ni los kurdos, ni existe Afganistán, país este último en el que ni España ni ningún otro país europeo tienen tropas. Que las tropas tampoco existen pues en realidad son ayudantes humanitarios pues Europa nunca descansa en su pasión por ayudar a los demás, menos aún los EEUU, cuna de la libertad duradera.

Que el único crimen cometido en Europa lo cometieron los alemanes, todos y cada uno de ellos, y que lo hicieron sobre el pueblo judío y siendo tan culpables de esto que merecen ser el único pueblo del mundo hacia el que se puede ser racista. Que el Partido Nazi fue, ayer, hoy y siempre Alemania entera. Que lo que se hizo fue solo producto del odio que caracteriza a esta nación y que nadie se lucro con ello, que nada tuvo que ver con el dinero pues en Europa ni siquiera los alemanes piensan en términos de beneficio. Que la existencia de cámaras de gas, no tiene nada que ver con lo económico que resulta su empleo y que por tanto las cámaras de gas no fueron un aparato industrial para facilitar el robo masivo de bienes y vidas, estas las construyeron cegados de odio y nunca de avaricia. Que ningún otro invento semejante ha sido puesto en práctica. Que las bombas atómicas y otros artilugios no son perfeccionamientos superlativos de aquellas cámaras, que nada que ver. Que el sin número de países que poseen bombas atómicas no piensan usarlas, ni amenazan con cometer genocidio alguno porque, en cualquier caso, esos cacharros son de protección y nunca fueron empleados ni nunca lo serán, bueno, lo fueron en el Japón, pero por los nervios de última hora y eso solo afecta a los mismos japoneses quienes, por otra parte, no son europeos. Que de las cámaras de gas no debe hablarse, menos aún en Alemania, pues son solo de la incumbencia del pueblo judío. Que todos los judíos son iguales y piensan las mismas cosas y tienen los mismos portavoces. Que quien crea que hay diversidad en ese pueblo es un ignorante, un radical o un nazi, y que nadie debe hablar jamás con ellos. Que nunca debe recuperarse la memoria del holocausto para hablar del hoy. Que es mejor ver que hacer, que hacer es peligroso. Que la memoria será limpia, huera y vacía, o no habrá memoria y que, es de cajón, el Zyklon B no guarda ninguna relación con el co2 pues el planeta en su conjunto es de piedra y no se gasta.

Que de las artes visuales conocidas solo las cinematográficas podrán mostrar la muerte y que deberán mostrarla siempre como espectáculo, que en ellas solo morirán los malos y solo matarán los buenos. Que el arte contemporáneo solo debe ser empleado con fines decorativos o para la exaltación de la diversidad y buen talante de las metrópolis europeas del mundo, además de para rellenar espacio en los medios con el mismo tratamiento y meritos que un concurso de comer huevos cocidos, y que todo lo que no entre ahí no es arte, es desverg√ºenza, oportunismo, ofensa y desmesura. Que solo un radical provocador o un idiota emplearía el Arte Contemporáneo para hablar de explotación, de culpa, de muerte, de dinero o de dios. Que de haber tal clase de cosa solo deben tratarse las fatalidades de los no europeos pues los no europeos resultan indiferentes y su ruina certifica la gloria de Europa.

Que en realidad no pasa nada, ni nunca jamás volverá a suceder nada. Europa, en Europa y en el mundo, desde Washington a Marbella, esta abierta al monólogo, bien abierta y bien libre para ofrecer con generosidad todos sus medios a quien quiera sumarse al monólogo, a la gloria y a la beatificación permanente. En fin, que monologuemos pues con singular empeño y que nos cuidemos muy mucho de no hacerlo pues el escarnio público habrá de cernirse sobre los ingratos.

Todos los navegantes ya están avisados: que nadie se salga de la ruta.

Salud.

[http://www.contraindicaciones.net/2006/06/aplaude-o-calla-texto-de-santi.html

 >http://www.contraindicaciones.net/2006/06/aplaude-o-calla-texto-de-santi.html]

A*DESK, Instituto Independiente de Crítica y Arte Contemporáneo, se dedica a la formación, la edición y la investigación en torno a la crítica de arte contemporáneo. Bajo la visión de que el pensamiento crítico hace libres a los individuos, su misión es reivindicar activamente el valor de la crítica: generar debate en torno al arte contemporáneo, dotar al individuo de libertad de opinión e impulsar, así, la cultura.

Publicaciones

05 noviembre 2010

Aplaudiendo a Santiago Sierra

31 diciembre 2018

Estatus Artista

30 noviembre 2018

COREOGRAFÍA

31 octubre 2018

PIEDRAS

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)