close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

08 noviembre 2012
crowd.jpg
Hacer visible el tiempo, “Just Lapsing Time” en ArtFutura 2012

Verónica Escobar Monsalve

La edición de ArtFutura 2012, el festival de Cultura y Creatividad Digital celebrado todos los años en varias ciudades del mundo, se centra en un cambio de paradigma vital con el lema “nuestra cultura es digital”. Esta simple pero contundente frase resume una compleja evolución cultural. Un proceso cuyo inicio implicó una digitalización progresiva, para lograr constituir una corriente alternativa propia del mundo virtual, que convivía de manera simultánea con los restos de su predecesora analógica, hasta llegar a su etapa de madurez, donde lo digital es la esencia misma de su naturaleza.

Desde sus inicios en 1990, el festival ha explorado el panorama internacional del ‘new media’, el diseño de interacción, los videojuegos y la animación digital, para mostrar que arte y ciencia comparten trayectorias paralelas. Ahora, 22 años después, el programa audiovisual, continua presentando ejemplos de manifestaciones culturales que se producen en el entorno delimitado por las herramientas digitales que las hacen posibles. El programa de este año, presentado en el CCCB de Barcelona incluye ejemplos de animación 3D, motiongraphics, time-lapse y efectos especiales. Cada una de estas técnicas representa una nueva forma de creación capaz de representar e inscribirse dentro de una sociedad que cambia a un ritmo vertiginoso. El movimiento y el cambio en la relación espacio-tiempo son temas intrínsecos al mundo actual, y por lo tanto, no es de extrañar que las prácticas artísticas digitales exploren estos terrenos conceptuales.

En la sección “Just Lapsing Time” se presentan varias obras de time-lapse, una técnica fotográfica considerada por muchos como el arte de captar el tiempo. Si damos por sentado que la cultura debe ahora definirse como un proceso no estático compuesto por flujos de información, personas y productos que responde a modelos dinámicos de relación a escala global, es natural que un arte surgido en este contexto intente retratar de manera explícita este dinamismo extremo.

Por definición, el time-lapse es la captación de imágenes fijas que después son reproducidas a una velocidad mayor a la que fueron tomadas, provocando el “efecto de imagen acelerada” característico de esta técnica fotográfica. Independientemente de si se emplea el método de grabación de una secuencia con una vídeo cámara o si se captan imágenes a determinados intervalos con una cámara digital, el proceso de creación del time-lapse debe obligatoriamente pasar por un programa especializado de edición de vídeo. Aquí se unen las imágenes para crear una secuencia de vídeo acelerada de corta duración, donde los acontecimientos retratados durante un periodo de tiempo concreto, que puede abarcar desde unas horas a varios años, se reproducen a una velocidad mucho más rápida de lo habitual. Por lo tanto, como manifestación cultural que se produce en el entorno creado por las herramientas que la hacen realidad, el time-lapse depende por completo de la tecnología para existir, como los nuevos equipos, las cámaras digitales y los programas de edición de vídeo, y las nuevas técnicas de grabación derivadas de estas. Sin estas herramientas, sería imposible ver con detalle el movimiento desenfrenado de las urbes, como en la obra de Dominic Boudreault “The City Limits”, el proceso de cambio casi imperceptible del cuerpo humano, representado en el “Portrait of Lotte” de Frans Hofmeester, o la evolución del entorno natural, captado por “Sahara Wonderland” de Dennis Stauffer.

La esencia del time-lapse es la manipulación del movimiento, o el flujo dinámico que presenta la vida, para hacer visible el tiempo que transcurre. Esta modificación, a través del aceleramiento y la compresión intencionada del tiempo, expone una nueva manera de representar el avance de la vida. Una visión que rompe con la concepción clásica donde gran parte de los cambios que sufre el entorno que nos rodea, e incluso nuestro propio cuerpo, no pueden ser percibidos de manera explícita a medida que se producen.

Las piezas presentadas en ArtFutura 2012 muestran estos cambios, como las alteraciones casi imperceptibles del entorno, reflejadas en “Night Skies” de T-Recs y los flujos dinámicos que se esconden tras el caos de las ciudades, analizados por “Points in Space” de Benjamin Ducroz. El resultado es el reflejo del paso del tiempo y sus efectos que logra presentar el ritmo real del mundo, casi invisible para el ojo humano pero de una naturaleza trepidante, a través de una técnica que lo manipula hasta ser algo coherente y hermoso.

Verónica Escobar Monsalve es una alma inquieta de naturaleza digital y corazón analógico. Centra sus indagaciones en el arte y la cultura que mezcla influencias del mundo digital y el pensamiento pre-digital. Un arte y una cultura capaz reflejar la complejidad del mundo actual. Cree en la extrema importancia del espíritu crítico y en que este puede ser aplicado a cualquier faceta de la vida, por muy difícil que resulte.

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)