close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

02 diciembre 2019
Queremos estar todas

Ingrid Picanyol

Formo parte de un colectivo que, desde que nacemos, sólo por el hecho de ser mujeres, tenemos un problema de autoestima. Desde pequeñas hemos sido cosificadas y valoradas, no tanto por lo que pensamos, sino por como es nuestro cuerpo, y este hecho se traslada directamente al mundo laboral. ¿Por qué muchas veces la mayoría de diseñadoras no se sienten capaces de llegar a muchos lugares? Se nos ha dicho tantas veces que quizás no éramos capaces, que al final nos lo hemos acabado creyendo.

Si hay alguien que se ocupó de desobedecer esta vocecita son las doce diseñadoras gráficas que configuran la exposición Dissenyadores gràfiques comisariada por  Teresa Julio, M. Àngels Fortea y Teresa Martínez Figuerola. Una exposición/homenaje a una generación pionera de mujeres profesionales del diseño gráfico en Catalunya, nacidas entre los años 40 y finales de los 50, que se graduaron en Barcelona, en las escuelas de diseño Elisava y Eina, a finales de los años 60 y durante los años 70.

La exposición nace con el objetivo de visibilizar la labor de Toni Miserachs, Loni Geest-Tone Høverstad, Pilar Villuendas, Mercedes Azúa, Tere Moral, Carme Vives, Tere Martínez, Ana Zelich, Mont Marsà, Xeixa Rosa, Ana de Tord y Pati Núñez. Un trabajo de especial relevancia que, según las comisarias de la exposición, “nunca ha estado tratada como la de sus compañeros de generación diseñadores: las referencias a su aportación en los libros de historia del diseño son menores, así como el número de exposiciones en las que participan, razón por la cual ocupan un espacio de difusión mucho más pequeño y disperso del que por méritos les tocaría”.

Ingrid Picanyol: ¿Quiénes sois?

M. Àngels Fortea: Soy profesora de BAU, desde el curso 2007-2008 hasta la actualidad. Estudié Publicidad y, posteriormente, Diseño Gráfico. He trabajado en la industria gráfica y soy Doctora en Diseño por la Facultad de Bellas Artes de la UB, con una tesis enfocada en la historia del diseño gráfico.

Teresa Martínez Figuerola: Diseñadora gráfica y Doctora en Diseño por la Facultad de Bellas Artes de la UB. Profesora titular de Historia del Diseño de BAU, Centro Universitario de Diseño. Investigadora y Coordinadora de GREDITS (Grup de Recerca en Disseny i Transformació Social) de BAU, donde también coordinaba la línea de Memoria Histórica y construcción cultural del arte y el diseño.

Teresa Julio: Soy Doctora en Filología Hispánica y hace 25 años que soy profesora en la Universidad de Vic, en la Facultad de Educación, Traducción y Ciencias Humanas. También formo parte del grupo de investigación de estudios de Género, Traducción, Literatura, Historia y Comunicación, donde, desde julio del año 2011, organizamos una exposición bianual destacando el trabajo de doce mujeres en diferentes profesiones y dentro del  ámbito catalán.

Ingrid Picanyol: ¿De dónde surge el proyecto y por dónde habéis movido la exposición?

M. Àngels Fortea: La idea de la exposición fue un trabajo conjunto y surgió de manera espontánea. La Teresa Martínez y yo estábamos trabajando en un proyecto de recuperación y visibilización de diseñadoras gráficas, inspiradas e influenciadas por nuestra directora de tesis, Anna Calvera. Conocíamos a Teresa Julio, sabíamos que desde grupo de investigación de Estudios de Género de la UVIC estaban desarrollando un trabajo similar y, como además BAU es un centro adscrito a la UVIC, le propusimos desarrollar conjuntamente el proyecto.

Teresa Julio: Primero hicimos la exposición en el mes de julio en el Casino de Vic y después, en septiembre la llevamos al Espai Vernis de la Universitat de Vic. Actualmente la tenemos guardada en previsión de llevarla a la Escola del Gremi d’Indústries Gràfiques, que son uno de los patrocinadores de la exposición, también a l’Escola Llotja y a algunos casales de Barcelona.

Ingrid Picanyol: Aprovecho que mencionáis a Anna Calvera i Salgué para destacar la preciosa biografía intelectual que Isabel Campi ha escrito y que abre el catálogo de la exposición. Fragmentos como: “no pretendo proporcionar aquí el listado ni la cuantificación de los artículos y libros que escribió, los congresos a los que asistió, las materias que impartió y el relevante papel que tuvo en diversas asociaciones de diseño, porque creo que sería poco imaginativo”, me demuestran la profunda admiración que ella, y supongo que vosotros también, le tenéis. ¿Qué os lleva a dedicarle la exposición?

M. Àngels Fortea: Hacía tiempo que Anna Calavera llevaba a cabo un proyecto de visibilización de mujeres diseñadoras gráficas. Desgraciadamente murió en febrero de 2018  y Teresa Martínez y yo sentíamos que lo teníamos que hacer por ella, y que tenía que ser ahora. Así que decidimos aprovechas la exposición para homenajearla.

Ingrid Picanyol: ¿Cómo de importante creéis que es la labor de visibilización de las mujeres en una esfera profesional liderada mayoritariamente por hombres?

M. Àngels Fortea: En BAU, la directora es una mujer y hay bastantes mujeres con cargos importantes como es la Jefa de Estudios. Desde gredits se ha puesto en marcha una línea de investigación en temas de género y, entre otras tareas, organizamos una exposición de diseñadoras gráficas, conocidas y emergentes, con motivo del 8 de marzo del año pasado. Actualmente estamos trabajando mucho este tema y procurando que en la programación docente haya una mayor presencia de mujeres. Personalmente, actualizo constantemente el temario y voy incorporando nuevas duseñadoras cada vez que las descubro. Este trabajo era mucho más complicada hace años pero ahora, con el acceso a la información que tenemos, ya no.

Teresa Julio: Es cierto que las posiciones importantes continuan estando mayoritariamente ocupados por hombres. En la UVIC, por ejemplo, más del 80% de cargos importantes todavía siguen ocupados por ellos. Personalmente creo que la visibilización es una herramienta de transformación importantísima. De hecho, una de las anécdotas que recuerdo del día que inauguramos esta exposición en el Casino de Vic, fue cuando un profesor de la UVIC se quedó muy sorprendido al descubrir que Toni Miserachs era una mujer. Conocía su trabajo por muchas portadas de libros que hizo, pero pensaba que era un hombre. Queda mucho trabajo por hacer.

Ingrid Picanyol: ¿Sentís que al hacer una selección para procurar encajar con la estrucutra de doce nombres, habéis dejado al margen algún nombre consideréis oportuno visibilizar en este artículo?

M. Àngels Fortea: Estoy segura de que hasta 1959 hubo otras diseñadoras que no hemos podido llegar a conocer. Desgraciadamente la documetación existente es tan escasa que se nos ha hecho imposible hacer una investigación exhaustiva. Además hay diseñadoras con las cuales no hemos podido tener un contacto directo, ya que están muerta y desde centros de documentación como el del Museu del Disseny de Barcelona se nos dijo que prácticamente no tenían información. Es el caso de profesionales como Montserrat Coma, Mariona Aguirre y Pepa Estrada, de las que nos hubiera gustado mucho profundizar en el trabajo que desarrollaron.

 

La realidad actual de las diseñadoras tiene más similitudes que diferencias con la escena de los años 60. La mayoría de estudiantes de diseño son mujeres pero sólo una minoría de estudios son liderados por ellas. Y las pocas que lo consiguen, no escaparán de ser cuestionadas por lo que hacen, dicen, por cómo deciden vestirse y/o exponerse.

Todas y todos hemos emitido juicios de este tipo. Es una de las principales estrategias del machismo, sota el cual hemos sido educados/das, para poder seguir existiendo. Es necesario revisarlo, revisarnos de manera urgente. Esta no es una lucha de las mujeres contra los hombres, sino una lucha colectiva contra un sistema de debe cambiar.

Y en este cambio, el mundo del diseño puede tener un gran papel. Mientras estamos tomando consciencia de las capacidades transformadoras que tenemos a través de nuestros proyectos, seguimos olvidándonos de lo mal que están las cosas en casa: los temarios continúan configurados con referentes masculinos y en festivales se continúa dando más voz a los diseñadores que a las diseñadoras.

Tenemos que estar todas: las que cortan el bacalao, las que están a punto de hacerlo, las que no quieren repartirlo y las mediocres. Cuando estemos en igualdad de condiciones podremos discutir quien lo merece y quien no. No es justo que únicamente se hable de meritocracia cuando nosotros queremos estar.

La paridad debe ser obligatoria, no nos sirve la excusa de que no hay diseñadoras. Hay muchas y diversas y estamos dispuestas a liderar el camino cada una a su manera y desde su lugar.

 

 

 

Ingrid Picanyol (1988) es una galardonada directora de arte y diseñadora gráfica afincada en Barcelona. Le apasiona trabajar con marcas con visión de futuro, que entienden el poder y la influencia que tienen en la sociedad y cuidan la manera de comunicarse visualmente con su audiencia. Aunque la formalización de sus proyectos es diversa, en general actua alentando concepto y estrategia comercial desde una perspectiva inclusica, feminista y responsable con el medio ambiente. Antes de fundar su propio estudio, trabajó en Suki Design Studio (BCN), RoAndCo (NYC), Javas Lehn Studio (NYC) y ByFutura (CDMX).

Publicaciones

02 diciembre 2019

Queremos estar todas

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)