close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Spotlight

15 diciembre 2022
El aire que nos mantiene vivos Sobre Air de... de Pep Vidal en Adn Galeria

Marcel Duchamp sigue siendo un buen punto de partida para pensar y alertar sobre el presente. Es una figura compleja que, aunque viene bien desmitificarlo, es cierto que abrió diversas vías de investigación y pensamiento que nos hacen volver a él de vez en cuando.

En 1919, Duchamp pensó que un buen regalo para sus amigos los Arnsberg, que tenían todo lo que el dinero puede comprar, sería una botellita con 50 cm3 de aire de París, que hizo preparar en una farmacia. Con ello ponía en valor lo inmaterial y la importancia de vivir y disfrutar por encima de trabajar y producir.

Nos transportamos a 2020-2022: Pep Vidal recibe en su casa un objeto que ha comprado online y que viene de Gran Bretaña, cuidadosamente empaquetado y protegido por plásticos rellenos de aire para amortiguar cualquier golpe que pudiera recibir durante el transporte. Consciente del impacto global de la hiperactividad logística en nuestro mundo interconectado, Vidal se preguntó de dónde debía proceder el aire que protegía el objeto que había comprado. Precisamente el papel burbuja, tan utilizado en la actualidad y en el que difícilmente podemos reprimir ese gesto tan tonto de hacer estallar las burbujas —aunque siempre podemos dignificarlo llamándole gesto duchampiano—, es el detonante de  una investigación sobre las cualidades físicas y conceptuales del aire.

Very ancient air, 2022 Piedra ámbar y documentos

 

Paris Air, 2022 Papel burbuja, tinta y urna de plexiglas

El gesto artístico, conceptual, vital y despreocupado de Duchamp, se transforma en Vidal en una investigación científica, artística y socialmente comprometida. ¿Cuál es la calidad el aire que respiramos? ¿Tiene sentido la logística desproporcionada y nada sostenible? ¿A quién pertenece el aire? Algunas de estas preguntas tan pertinentes fueron también planteadas y exploradas por la arquitecta Olga Subirós en su proyecto AIR/ARIA/AIRE para el Pabellón Catalán de la Bienal de Venecia de Arquitectura (2021).

Las respuestas de Pep Vidal no se articulan desde la reflexión teórica, sino desde la metodología científica. El artista recopila, mide, compara y, en este caso, no extrae conclusiones, sino que muestra las evidencias: las mediciones exhaustivas del aire contenido en las burbujas de un jarrón de vidrio fabricado en las mismas fechas que Duchamp preparaba su ready-made y también del aire contenido en un ámbar de hace miles de años. Vidal clasifica y ordena en cajas de metacrilato muestras de papel burbuja procedentes de diferentes países; que han protegido diferentes tipos de objetos; diferentes marcas de perfume; que contienen diferentes tipos de residuos. Yuxtapone objetos que pesan lo mismo: un pequeño trozo de madera y un gran rollo de papel burbuja. Filma nubes que no entienden de fronteras. Nos recuerda los kilómetros que realizan los fotones para transformarse en electrones y, finalmente, en luz…

Su metodología científica y su práctica artística son impecables. ¿Seremos nosotros capaces de extraer las conclusiones? Y lo más importante: ¿Seremos nosotros, y quién realmente tenga el poder para hacerlo, capaces de actuar en consecuencia?

 

[Imagen destacada: The wood and the air. 2022. Todas las fotografías, cortesia del artista y ADN Galeria. Fotógrafo Roberto Ruiz]

A Montse Badia nunca le ha gustado estarse quieta, por eso siempre ha pensado en viajar, entrar en relación con otros contextos y tomar distancias para poder pensar mejor el mundo. La crítica de arte y el comisariado ha sido una vía desde la que poner en práctica su convencimiento en la necesidad del pensamiento crítico, de las idiosincracias y los posicionamientos individuales. ¿Cómo si no podremos cuestionar la estandarización a la que nos vemos abocados?
www.montsebadia.net

Media Partners:

close