close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Spotlight

12 enero 2023
Gestos para una justicia poética Sobre Preludio. Intención poética en el MACBA

Montse Badia

Uno de los primeros gestos que hizo Elvira Dyangani Ose tras ser nombrada directora del MACBA fue el de borrar la cronología que introducía la anterior exposición de la colección en el museo, una cronología determinista que no hacía sino poner el énfasis en una visión de la colección rígida y compartimentada. La nueva presentación Preludio. Intención poética es todo lo contrario. Entiende que las colecciones evolucionan de una manera orgánica, que las obras no son entes aislados, sino que se relacionan entre ellas, se complementan y generan nuevas lecturas. Por eso mismo, la presentación actual experimentará algunas modificaciones e irá añadiendo y cambiando algunas obras en los próximos meses.

Intención poética, una cita del poeta Édouard Glissant, según la cual, «el poema nunca debe negar la intención del mundo», bien podría sustituirse por «Justicia poética», porque uno de los grandes logros de la exposición actual es que pone a los artistas en el centro, les da espacio, les da alas, se centra en las nuevas adquisiciones e incluye obras en préstamo que contribuyen a crear una lectura más rica y más abierta. De esta manera, se establecen nuevos diálogos con obras que hace tiempo forman parte de la colección. No hay sesudos textos teóricos que guían el recorrido por la muestra sino apuntes que señalan algunas claves, a partir de tres ámbitos que ponen el acento en el sonido, el tiempo, el tiempo del museo, la forma en que recorremos los espacios, las narraciones; el lenguaje y la poesía como una manera de verbalizar y relacionarse con el mundo; y, finalmente, el museo como resultado del ideario moderno y, por tanto, heredero de todas sus contradicciones, pero también como espacio abierto a la proactividad y a plantear alternativas de futuros posibles.

El énfasis en la colectividad que se anuncia en las líneas actuales del museo se evidencia en una suerte de curadoría colectiva, liderada por Elvira Dyangani Ose «con» Antònia Maria Perelló, Claudia Segura y Patricia Sorroche. Esta presentación es la hoja de ruta de lo que se plantea en el museo para los próximos años. Y esta declaración de principios se concreta sobre todo en algunos detalles y gestos. El más significativo es el muro que Luz Broto irá construyendo durante las horas de apertura del museo, hasta finales de 2024 y que, progresivamente, irá uniendo columnas y cambiando totalmente el espacio de acceso al interior del museo. Otro gesto es el de utilizar los espacios tan rígidos del MACBA de otra manera, como es el caso de la obra Updated (1997) de Pep Duran, que aparece instalada en una nueva disposición, que nos permite transitarla, en medio de uno de los pasillos y en diálogo directo con la instalación permanente de Tàpies.

El diseño de la exposición, contribuye a facilitar el diálogo y la transición entre las obras, especialmente en el segundo de los ámbitos, centrado en el lenguaje y nuestra relación con el mundo, que realiza una disposición compleja y sorprendente que se inicia con una serie de libros de artista (sí, finalmente, museo, centro de documentación y programas públicos están en la misma sintonía) que explora el mundo, los planetas, nuestro entorno y cómo lo habitamos. Encontramos la belleza de la destrucción del vídeo Helicon de Fito Conesa, que establece un sorprendente, inesperado y acertado dialogo con Antoni Llena y como colofón el maravilloso encuentro (¿cómo nadie lo había pensado antes?) entre las coreografías ante obras monocromáticas de Bernat Daviu, las vitrinas de colores CMYK de Ignasi Aballí y las ilustraciones de planetas y conocimientos científicos transformadas en formas y colores por Regina Giménez.

De la misma manera que es importante contextualizar los trabajos artísticos para entenderlos mejor y saber como se relacionan con su momento; a veces es importante poder liberarlos de la carga de su contexto, para permitirles establecer conexiones inesperadas. Esta exposición está llena de esos encuentros: como el recorrido que va de las partituras visuales de Mestres Quadreny a Mona Hatoum, pasando por Tres, Mar Arza, Isidoro Valcárcel Medina o Stanley Brouwn; los dibujos de Pep Duran en relación a la pieza que mencionábamos antes, fundiéndose casi con la Corner Piece (1992)  de Richard Artschwanger; o las propuestas de Palle Nielsen, Modellen- En modell för ett kvalittativt samhälle (1968), convencido de que la educación en libertad y creatividad de los niños es la clave para un mundo mejor, en perfecta sintonía con los ejercicios Activissimme!! (2011-13) de Ivan Argote, directamente inspirados en la actividad de su padre.

El recorrido de Intención poética se completa con trabajos que apuntan a las contradicciones que arrastra nuestra herencia del movimiento moderno, pero también incide en lo propositivo. Es el caso del mítico muro de ónix del Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona transformado por Lúa Coderch en un inflable para evidenciar la impostura de su reconstrucción; la instalación Ayuda Humanitaria (2008-2013) de Núria Güell incidiendo en los puntos ciegos del sistema; la cara B de los monumentos, documentada en el proyecto Estat Nació – Part. 1…  de Daniela Ortiz, las alfombras Baharestan Carpet (2014- actualidad) e Iran Galen (2022), como lugares de encuentro cultural y personal de Tere Recarens o I want a president (1992-2018) de Zoe Leonard. «(…) I want a president with no airconditioning, a president who has stood on line at the clinic, at the dmv, at the welfare office and has been unemployed and layed off and sexually harrassed and gaybashed and deported (…)».  Suscribimos totalmente.

[Imagen destacada: Helicon de Fito Conesa. El resto de imágenes son vistas de la exposición Colección. Preludio. Intención poética. Fotografías: Miquel Coll]

A Montse Badia nunca le ha gustado estarse quieta, por eso siempre ha pensado en viajar, entrar en relación con otros contextos y tomar distancias para poder pensar mejor el mundo. La crítica de arte y el comisariado ha sido una vía desde la que poner en práctica su convencimiento en la necesidad del pensamiento crítico, de las idiosincracias y los posicionamientos individuales. ¿Cómo si no podremos cuestionar la estandarización a la que nos vemos abocados?
www.montsebadia.net

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)