close

A A*DESK portem des del 2002 oferint continguts en crítica i art contemporani. A*DESK s’ha consolidat gràcies a tots els que heu cregut en el projecte; tots els que ens heu seguit, llegit, discutit, participat i col·laborat.

A A*DESK hi col·laboren i han col·laborat moltes persones, amb esforç i coneixement, creient en el projecte per fer-lo créixer internacionalment. També des d’A*DESK hem generat treball per quasi un centenar de professionals de la cultura, des de petites col·laboracions en crítiques o classes fins a col·laboracions més perllongades i intenses.

A A*DESK creiem en la necessitat d’un accés lliure i universal a la cultura i al coneixement. I volem seguir sent independents i obrir-nos a més idees i opinions. Si també creus en A*DESK, seguim necessitant-te per a poder seguir endavant. Ara pots participar del projecte i recolzar-lo.

Magazine

21 maig 2009
La economía de la cultura

Aimar Arriola

Estos días se celebra en Barcelona un inquietante congreso internacional sobre Economía y Cultura, organizado por la Cámara de Comercio municipial y auspiciado por las más altas instancias del poder político (desde el Rey a Manolo Borja Villel, pasando por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Cataluña).

Tal y como recoge la prensa hoy, en su discurso inaugural de ayer, Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura, señaló que: “Tras la era de la codicia de unos pocos, indigna, indecente e insostenible, nunca como ahora es tan necesario el encuentro de economía y cultura, porque ésta aporta beneficios materiales pero sobre todo inmateriales, como los valores y nos lleva a emprender, a innovar y a dialogar… No es una opción, es una emergencia”. ¿Cómo interpretar estas palabras en los mismos días en los que el gobierno se ha embarcado en una batalla sin retorno en contra del intercambio libre de información en internet? ¿quienes son esos pocos cuya codicia era (es) indigna, indecente e isostenible? evidenciar las múltiples implicaciones entre economía y cultura es una emergencia, sí, pero ¿para quién? ¿dialogar con quién?

Entre los ponentes, muchos representantes del ámbito de la empresa, la academia y el ámbito instucional, y ningún artista, creativo o gestor de base (exceptuando a Funky Projects y Zemos98, que en paralelo presentarán sus experiencias empresariales). Sintomático además, que el congreso se celebre en la ciudad de Barcelona, cuyo crecimiento económico no se puede entender sin un continuado e instrumental uso de la cultura.

Una nueva oportunidad para debatir críticamente con quienes ostentan el poder sobre las dinámicas simbólicas y de valor de cambio que operan en el seno de la cultura, desperdiciada y convertida en mera representación de consenso.

Aimar Arriola
close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)