close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

21 May 2009
La economía de la cultura

Aimar Arriola

Estos días se celebra en Barcelona un inquietante congreso internacional sobre Economía y Cultura, organizado por la Cámara de Comercio municipial y auspiciado por las más altas instancias del poder político (desde el Rey a Manolo Borja Villel, pasando por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Cataluña).

Tal y como recoge la prensa hoy, en su discurso inaugural de ayer, Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura, señaló que: “Tras la era de la codicia de unos pocos, indigna, indecente e insostenible, nunca como ahora es tan necesario el encuentro de economía y cultura, porque ésta aporta beneficios materiales pero sobre todo inmateriales, como los valores y nos lleva a emprender, a innovar y a dialogar… No es una opción, es una emergencia”. ¿Cómo interpretar estas palabras en los mismos días en los que el gobierno se ha embarcado en una batalla sin retorno en contra del intercambio libre de información en internet? ¿quienes son esos pocos cuya codicia era (es) indigna, indecente e isostenible? evidenciar las múltiples implicaciones entre economía y cultura es una emergencia, sí, pero ¿para quién? ¿dialogar con quién?

Entre los ponentes, muchos representantes del ámbito de la empresa, la academia y el ámbito instucional, y ningún artista, creativo o gestor de base (exceptuando a Funky Projects y Zemos98, que en paralelo presentarán sus experiencias empresariales). Sintomático además, que el congreso se celebre en la ciudad de Barcelona, cuyo crecimiento económico no se puede entender sin un continuado e instrumental uso de la cultura.

Una nueva oportunidad para debatir críticamente con quienes ostentan el poder sobre las dinámicas simbólicas y de valor de cambio que operan en el seno de la cultura, desperdiciada y convertida en mera representación de consenso.

Aimar Arriola
close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)