close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

12 October 2013
10.000 imágenes prêt à porter (Abelló y el tiempo)

Blai Mesa Rosés


Dónde fijas la mirada cuando transitas por la calle es una cuestión aparentemente poco trascendental pero que entraña cierto interés. Hay quien pone la atención en los demás, en cómo visten y cómo se comportan. Algunos se distraen mirando hacia arriba, mirando al cielo, la arquitectura, las escenas tras las ventanas o los letreros luminosos y las gráficas dispersas. Los hay que no miran a ninguna parte, y caminan firmes con paso militar, la mirada clavada en los 90 grados, ni pestañean. Algunos, entre los que me he encontrado a menudo, se distraen mirando al suelo, repasado las sombras que dibuja la luz por los rincones o fascinados por las texturas de las paredes. Últimamente también abundan los que no levantan los ojos de la pantalla.

Desde principios del siglo XX han sido muchos artistas los que han quedado atrapados por escenas pintorescas en carteleras y vallas publicitarias abandonadas, medianeras solitarias y muros envejecidos donde transita sincero el paso de los días para impregnar en ella los signos de los tiempos. A partir de esta misma fascinación Jordi Abelló presenta “Com pinta el temps. A la recerca del millor pintor” (Como pinta el tiempo. En busca del mejor pintor), en su página web y redes sociales. Fotografías capturadas con móvil y una cámara Leica que homenajean al tiempo como un agente creativo autónomo y con identidad propia. Para Jordi Abelló estas imágenes revelan que la realidad es un gran museo de pintura. La exposición se puede seguir a través de Instagram, donde se han colgado la mayoría de paisajes y se pueden localizar a través de las etiquetas #compintaeltemps y #howdoesthetimepaint o bien en el espacio de microblogging Tumblr, más centrado en retratos humanos.

El autor comenzó la colección en diciembre de 2011 y su labor de recopilación desde entonces ha sido infatigable. Diferentes lugares de Tarragona, Lisboa y Oslo, son los espacios donde ha podido documentar cómo pinta el tiempo. El artista argumenta que “curiosamente no pinta igual en todas partes, sino que genera gran cantidad de imágenes adaptadas a su entorno. He llegado a pensar que el tiempo pinta lo que ve en la realidad más inmediata”. Para el artista catalán “El tiempo pinta y representa lo que tiene alrededor. Crea rostros humanos y paisajes. También pinturas de carácter abstracto. No tiene un estilo definido, pero es capaz de imitar infinidad de ellos, incluso de grandes artistas de la historia del arte… De esta manera ya han aparecido Leonardo da Vinci, Van Gogh, Monet, Giacometti, Picasso, Miró, Tàpies, Zoran Music, Richter, Barceló, Juan Muñoz entre otros reconocidos artistas, todos ellos pintados por el tiempo.”

Detrás del gesto osado de señalar inocentemente el tiempo como el mejor pintor del mundo, encontramos una conducta nada arrogante, ni presuntuosa: compartir este patrimonio visual acumulado a través de las redes sociales, sin derechos de autor ni ánimo comercial. ¿Es posible que el mejor pintor de la historia no haya vendido ningún cuadro? ¿Que no tenga galerista ni obra en ningún museo? Muchos artistas habían empleado el tiempo como herramienta, dispositivo o interfaz para su trabajo, pero que yo recuerde nadie se había atrevido a darle la virtud de la autoría.

Quiero entender que la intención última de Jordi Abelló es la de incitarnos a mirar la realidad nuevamente, y de otra manera, al mismo tiempo que repensamos qué es la pintura y el arte. Lo hace con las herramientas del momento y la mentalidad actual: utilizando las redes sociales como espacio natural de circulación de las imágenes e implementando la idea de proceso abierto y colaborativo como dispositivo donde habita con naturalidad la obra. El palimpsesto está servido, pueden revisarlo en la red o en el día a día paseando por la calle.

Blai has been dubious for years between the Punk vein and the Social Democrat. He thinks that good ideas and good manners are the pillars of Civilization, but too often subordinate news shows that vulgarity and banality are dominant. He says that now that we are in the Second Democratic Transition and in a global context of systemic crisis, perhaps I felt the time to sharpen the ridge.

Articles

12 October 2013

10.000 imágenes prêt à porter (Abelló y el tiempo)

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)