close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

31 May 2011
Al son de una fiesta universal

Clara Duch Alanyà

“Jour de Fête” es una exposición que se acerca, mediante el vídeo, a la idea de la fiesta como celebración. Cartografiando el significado y la forma de la festividad mediante el trabajo de varios artistas, la exposición en The Private Space Gallery posibilita lecturas globales mediante trabajos locales.


Loop ofreció una nueva edición de un festival que se define genéricamente como la cita anual con “el arte de la imagen en movimiento”. Este año incorporando además, en su denominación la tan analizada palabra “pantalla”, mantiendo abierta la reflexión sobre su introducción en las salas de exposición. En “La pantalla global”, Lipovetsky y Serroy desgranaban el fenómeno de la omnipresencia de pantallas hoy, apuntando que cada era necesita un lenguaje propio, su lenguaje propio, para explicarse.

El objetivo de este año del festival y la feria LOOP obedecía a la voluntad de crear una ‘pantalla global’ a nivel barcelonés. Así lo confirmaba la vasta oferta de proyecciones que poblaron la ciudad y que tuvieron lugar tanto en recintos expositivos habituales –museos, fundaciones y galerías- como en espacios cotidianos donde su presencia es menos frecuente. De esta forma, la rama City Screen, el programa ‘Off’ del festival, sintonizó variopintos espacios de la ciudad como bares, restaurantes o tiendas en diferentes rutas por barrios de la ciudad a fin de potenciar esa idea de Barcelona como pantalla. Con una aceptación del público asegurada, probablemente, por la elasticidad de la que se ha dotado al medio y que ha permitido que no nos extrañemos al encontrar una pantalla proyectando videoarte en un café. Hoy día, esa “superficie en la que aparecen imágenes” ya ha llegado a todas partes, desde los primeros teléfonos móviles hasta los vagones de los metros.

En este contexto, ‘Jour de Fête’, como encargo de la galería The Private Space a Alexandra Laudo [Heroínas de la Cultura], se sumaba a la idea de llevar el videoarte a la sala expositiva. Laudo, quien formó parte del equipo del LOOP en las ediciones de 2009 y 2010, invitó a Pedro Torres, coordinador del Off LOOP 2009 y 2010, para dar forma a una exposición que decidieron centrar en el tema de la festividad y la celebración. Con más de trescientas piezas recibidas en una convocatoria lanzada a nivel internacional, Laudo y Torres tuvieron que plantearse entonces uno de los conflictos que conlleva la introducción de la imagen en movimiento en un espacio expositivo: el tiempo, y con ello todo un ejercicio curatorial adaptado a la propuesta.

‘Jour de Fête’ consigue su objetivo gracias a una reflexionada selección temática que hilvana un discurso convincente por el carácter cercano –casi familiar- del material. Entre lo sociológico y lo artístico, la exposición toma la celebración como elemento modelador de la identidad colectiva. Partiendo de un análisis inicial del concepto, que el visitante puede consultar en un detallado programa, la exposición se desmiembra en nueve secciones que agrupan diversos trabajos. Lejos de quedarse en una selección reduccionista, la clasificación añade valor a las mismas piezas, un gesto muy acertado en una exposición de carácter colectivo. La reminiscencia del ritual, el factor patriótico, el papel de la comida, la fiesta y la memoria o la postcelebración son algunas de las secciones bajo las que se acogen entre dos y cuatro vídeos, con una duración que oscila entre los cinco y diez minutos.

En primer lugar, estas características hacen de la propuesta videográfica un diálogo ágil y continuado, en ningún momento inabastable por tiempo, como sí sucediera en la reciente exposición “¿Estáis listos para la televisión?” que presentó el MACBA. Una comparación entre ambos espacios expositivos es inadecuada por la diferencia de sus posibilidades, pero lo que sí puede valorarse es la actitud con la que se afronta el reto. ‘Jour de Fête’ se encaja en el espacio con distintas pantallas sin resultar excesivas, algo que resuelve con la colocación de diversas piezas para cada proyector. La luminosidad de la galería, que hasta la fecha ha trabajado principalmente con fotografía y que ahora presenta por primera vez una exposición colectiva de vídeo, no resulta un problema para la buena visualización de las obras, poniendo de manifiesto el carácter bienintencionado de aproximación al medio. Sin embargo, el sonido de aquellas piezas que lo incorporan, no puede oírse siempre con la calidad necesaria, y es lo que en algunos momentos puede entorpecer al visitante la experiencia expositiva.

En segundo lugar, la convocatoria internacional ha permitido reunir obras de artistas desde España hasta Canadá, pasando por Israel o Irán. Esto enriquece el discurso expositivo, que se convierte en uno de los puntos fuertes de ‘Jour de Fête’, consiguiendo expresar el sentido colectivo del concepto de la festividad. Puede ser tan cercana la pieza de Fito Conesa (España, 1980), en la que se refleja el papel de la mujer como anfitriona de las comidas familiares, como la de Gintaire Rakickaite (Lituania, 1986), con un baile para la gente mayor que cada domingo se celebra en el Palacio de Cultura de Vilnius. Es, precisamente, lo popular y casi doméstico de la fiesta lo que esta exposición permite revelar como un aspecto universal. También es, a su vez, por este motivo, que el juego con la cotidianidad y la tradición de estas manifestaciones tiene sentido. Hay espacio para la abstracción y descontextualización de unas tradiciones festivas que pueden observarse o hasta juzgarse desde el absoluto respeto. En el campo de lo universal, todos jugamos en el mismo equipo.

Las piezas escogidas para dar contenido al discurso son de artistas nacidos entre los años 70 y 80. Se trata de creadores con distintas percepciones artísticas del medio audiovisual pero que escogen la imagen en movimiento para moldear su trabajo. Nacido en Lleida pero afincado en Barcelona, Jaume.tv es sensible a la voluptuosidad y también crudeza de la realidad, y utiliza el vídeo como soporte para escarbar en una realidad paralela. Es el artista que busca una verdad que es consciente que nunca encontrará, y en ‘Jour de Fête’ lo demuestra con ‘La Diada’, una filmación antiépica de los actos conmemorativos de la Diada Nacional de Catalunya.

Por otra parte, y muy distinto, el barcelonés Albert Triviño, contagiado por la tradición del videoarte británico en el que se formó, entiende su creación como una exploración del mismo medio, rozando una voluntad arqueológica que focaliza en el tiempo, la memoria o la percepción humana. En la exposición presenta la pieza ‘Jour de Fête: Bulles de Savon’, grabada en Súper 8 como todos sus trabajos, que si se visualiza con la mirada habitual con la que se va al cine a ver películas, podría reducirse a la narración de una chica que simplemente hace burbujas de jabón. Pero hay más, y es que aparte de ser una evocación ociosa de los recuerdos de infancia, se trata de una experimentación, un esbozo, sobre la creación del movimiento en la imagen cinematográfica.

Clara Duch Alanyà

Articles

31 May 2011

Al son de una fiesta universal

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)