close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

10 June 2008
Crisis

A*DESK

Siempre se había dicho que el arte es uno de los territorios más sensibles a las crisis. Que si avecinaba una el primer lugar que lo notaría, con anticipación, sería el arte. Y también el arte sería el último lugar que la crisis abandonaría. Y ahora, en plena crisis (se la llame con el eufemismo que se la quiera llamar, pero carreteras cortadas, miedo al desabastecimiento, subida de la gasolina… son elementos constitutivos de una crisis) parece que el arte no la nota. Al menos en el mercado. Parece fortalecido. Las ferias cierran con números inflados y la euforia, aunque asustada por los cortes de carreteras, parece que no ha desparecido. Desde que esta subida del mercado empezó, con el inicio del nuevo milenio, numerosas voces recordaban los ochenta y el batacazo posterior. Esas mismas voces insistían en que esta vez es diferente, porque hay la conciencia de, justamente, lo que pasó en los ochenta, que no había una verdadera tendencia especulativa tipo Donald Trump comprando y revendiendo en el momento al doble o al triple. Pero ¿y si ya estaba instalada entre nosotros desde hace tiempo? ¿y si en arte no se trata de crisis económica? o si no ¿cómo llamamos a las depresiones, tristeza y aburrimiento de que nos han llenado las tournées por bienales y documentas? ¿centenares de bienales y nuevos museos, multiplicados en China, no son un síntoma de inflación? ¿Dónde están los contenidos en arte, verdadera columna vertebral? Y no será porque la realidad no dé juego para que sea necesario tomar posición con fuerza. No estaría mal recordar a Valle Inclán y su renuncia a su práctica literaria poniendo su escritura al servicio de derrocar y denunciar la dictadura de Primo de Rivera, y como eso reveló el compromiso político de, precisamente, sus obras de teatro y sonetos. Tal vez así veremos como en esta crisis lo de menos es la economía y lo de más las fronteras cerradas, la exclusión democratica que asegura derechos a unos y los niega a otros, Guantánamo…

Justamente una exposición en la galería Helga de Alvear en Madrid toma el lema que llevó al gobierno de Bush a crear Guantánamo: “Extraordinary Rendition”. En este número damos cuenta de ella y aprovechamos para publicar una reflexión sobre Santiago Sierra frente a la estética relacional realizada desde Belo Horizonte por Fabiola Tasca. Nizaia Cassian reflexiona sobre las preguntas que sobre la representación de los excluidos conlleva la exposición de Hannah Collins en CaixaForum Barcelona. Y sin dejar la crisis, o por lo menos la economía, Martí Manen se ha fijado en las estrategias de promoción (mercantil) que implican las exposiciones de jóvenes graduados de las escuelas de arte en Londres. Finalmente, Milena Pi reflexiona a través del trabajo de Francesc Ruíz sobre la marca Barcelona.

A*DESK, Independent Institute of Criticism and Contemporary Art, is dedicated to learning, publishing and research related to the criticism of contemporary art. Taking the view that critical thought makes individuals free, its mission is to defend actively the importance of criticism: to generate debate about contemporary art, to enable each individual to establish their own opinion and by doing so promote culture.

Articles

10 June 2008

Crisis

31 December 2018

Artist’s Status

30 November 2018

COREOGRAPHY

31 October 2018

STONES

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)