close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

10 December 2007
Las tácticas de la repetición

Nizaia Cassian Yde

En la obra de Uriarte las pequeñas prácticas cotidianas de oficina, su repetición monótona y cuasi inmutable, la rutina y el automatismo característico del entorno laboral son llevados al extremo de reiteración obsesiva y disciplinada para ver nacer en ellas una nueva dimensión creativa.


Desde el 29 de noviembre y hasta el 19 de enero podrán verse en la galería Nogueras Blanchard dos de los trabajos más recientes de Ignacio Uriarte –una serie de 15 dibujos monocromáticos (Compass work, 2007) y una proyección de software (From 8b to 6h) – que dan continuidad a su exploración de los espacios laborales.

La dualidad entre la rutinizacion y la fecundidad intrínseca en las prácticas cotidianas ha sido una preocupación constante en diversos ámbitos del conocimiento a lo largo del último siglo. En las teorías pioneras de lo cotidiano ya desde los años cuarenta es evidente la tendencia a enfatizar el aspecto monótono, que desde enfoques herederos de la tradición marxista da un mayor peso al carácter alienante de nuestras formas de producción. Distanciándose de esta comprensión de lo cotidiano Uriarte profundiza en los gestos mínimos y limitados de la oficina develando no su alineación sino los destellos de su espontaneidad, acercándose así a las ‘artes de hacer’ que también en los estudios de los cotidiano planteara M. de Certeau para diferenciar las ‘estrategias’ como todo el entramado institucional, circunscrito y de aislamiento y resaltar las ‘tácticas’ como pequeños juegos, cazas furtivas que cogen al vuelo los acontecimientos mismos de la institución haciendo de ellos ocasiones creativas.

En la obra de Uriarte las pequeñas prácticas cotidianas de oficina, su repetición monótona y cuasi inmutable, la rutina y el automatismo característico del entorno laboral son llevados al extremo de reiteración obsesiva y disciplinada para ver nacer en ellas una nueva dimensión creativa. Habiendo estudiado Administración de Empresas, Uriarte traza un minucioso inventario de este espacio haciendo de su formación primera el universo tanto material como simbólico que dará soporte a la propuesta.

Los instrumentos no han cambiado: lápices, bolígrafos Bic, sobres, clips, libretas y hojas de cálculo de Excel. Las acciones, siendo también aquellas de la oficina, han sido inyectadas con la visibilidad y el estiramiento de su ejecución metódica: registrar fechas, arrancar hojas de un bloc, hacer fotocopias o pequeños dibujos automáticos mientras se habla por teléfono, formar cadenas de clips y doblar hojas son formas de investigación que en su repetición sistemática permiten al artista manifestar la potencia plástica e innovadora inscrita al interior de estos gestos.

En “From 8b to 6h” (2007) Uriarte utiliza lápices con laminas de diferentes durezas que en su trazo mecánico van marcando los matices, las intensidades y el ritmo de una mano constante. En su sencillez monocromática el artista dirige nuestra atención al detalle, a las mutaciones paulatinas develadas justamente en la base de su continuidad serial. La repetición que hace surgir la diferencia: como en “Black oval” (2005) – un ovalo negro que se fotocopia cien veces de la copia anterior – una misma acción que aislada pasaría desapercibida es capturada por Uriarte y deliberadamente encuadrada bajo efectos que precisamente gracias a su reiteración serial demuestran los sutiles matices de la variación.

En Uriarte se distingue una preocupación por la medida, el trazado geométrico y la pureza de líneas. El circulo, en su encerrada perfección, es el principio base de “Compass work” (2007). En esta proyección de software círculos de diferentes medidas trazados sobre un papel cuadriculado que remite al ámbito administrativo, van sucediéndose en un circuito perpetuo. Acontecimiento atado al universo único de su repetición circular, reflejo de una incertidumbre contemporánea respecto a fines ulteriores, a la desaparición de una historia trascendente de los objetivos y las culminaciones. En la cerradez del circulo no culmina nada, no se logra nada, medición de cada uno de los segundos por cada uno de los relojes atados a la circularidad de un minuto (“60 seconds”, 2005), contabilidad obstinada y rigurosa de los días que pasan y que no construyen una narración, sino una forma (“All my days”, 2004), los rituales cotidianos son formas, las reproducciones son también inflexión de nuevas producciones.

En Uriarte las texturas, los relieves y las formas simbólicas surgen de los objetos asépticos y grises del espacio administrativo, otorgando a la simplicidad de sus materiales una luminosidad, un movimiento y una profundidad que por su economía de formas sugiere un arte sin artificios, una sencillez minuciosa del artista de (en) oficina.

Nizaia Cassian Yde
close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)