close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

31 January 2011
Videoarte español vs. capitalismo

Rosa Naharro

Si la única política que existe es la económica, y hasta la vida se ha mercantilizado, siendo el mercado, en palabras de Toni Negri, el vértigo de la sordidez, ¿qué capacidad tiene el arte para representar la realidad en el actual sistema capitalista? ¿Cuál es el espacio del arte en una sociedad absorta por el espectáculo? La presente exposición explora la siempre difícil relación entre arte y política, así como la capacidad del arte, y en concreto, del videoarte, de crear maniobras para comprender la compleja realidad de la sociedad en la que vivimos.


“Res Publicae. Intervenciones del capitalismo en el videoarte español actual”, es la nueva muestra que inaugura el espacio Off Limits de Madrid. Comisariada por José Luis Corazón Ardura es una exposición de intenciones, que pretende reflexionar sobre el lugar y el sentido de la creación videográfica en el mundo actual. Como ya analizó en anteriores proyectos curatoriales como “La comunidad desobrada” (Pamplona, 2009) y “Alegorías de la migración” (Laboral, 2010), donde ya aparecían algunos de los artistas presentes en esta selección, José Luis Corazón Ardura continúa con esta nueva propuesta indagando sobre un modo de hacer del arte actual que se caracteriza por una cierta iconoclasia del nihilismo contemporáneo, donde el arte se recrea en la representación de lugares inhóspitos propios de la sociedad en la que vivimos (“Hotel Abismo”, José Luis Corazón, http://www.contraindicaciones.net/2009/03/hotel-abismo-una-conferencia-d.html). Un nihilismo que es tal vez fruto de esa incapacidad e impotencia por parte de todos de imaginar otros sistemas, otras formas de vida…

En la presente exposición, a pesar de la diversidad de las propuestas, cada una de las vídeocreaciones pone en evidencia cómo es posible representar-intervenir la ciudad capitalista contemporánea, es decir, espectacularizada, desde una posición crítica: Josechu Dávila introduce el discurso del “Otro” al organizar una marcha de cincuenta personas en la ciudad de Hong Kong portando pancartas con consignas extraídas de los discursos de una mujer anónima (“Un proyecto para difundir el mensaje de una mujer anónima”, 2009). El colectivo Democracia, en colaboración con los Ultramarines, los ultras del equipo de fútbol de Girondins de Burdeos, inserta sentencias de contenido político durante un partido, tales como “La verdad es siempre revolucionaria”. Al ignorar por completo el juego y centrarse en el público, se cuestiona la misma lógica del espectáculo, en este caso, el más dominante de todos, el fútbol, así como la función del espectador (“Ne vous laissez pas consoler”, 2010). Chus García Fraile representa la enajenación y el miedo contemporáneo al mezclar imágenes de gente corriendo sin causa aparente (“Running”, 2009). PSJM simula las estrategias publicitarias de las grandes corporaciones para lanzar sus productos apropiándose de la estética de los videojuegos (“Corporate Armies”, 2009). Avelino Sala graba en un bucle desperdicios tirados al mar en la ciudad de Roma, representando la cultura consumista en un símil de la modernidad líquida en la que vivimos (“Capitalismo líquido”, 2010). Rubén Santiago boicotea un tren al desmantelar y tirar al vacío el cuarto de baño (“Sangai Express” 2010). Y por último, Pelayo Varela cuestiona el concepto de autoría al realizar pintura de encargo a una persona asiática que pinta los nombres de algunos de los autores más influyentes en el mundo del arte, en las calles de alguna ciudad europea (“Fake”, 2010).

La mayoría de las proyecciones, en las que subyace cierta acidez, se aproximan de una manera u otra a la acción artística, mediante un soporte, el video, vinculado desde su surgimiento en los años 60 con la resistencia y el activismo artístico, así como también lo estuvo la televisión (Guerrilla TV) y después Internet. Todas estas obras suponen una reflexión sobre el espacio de la polis, pues es la ciudad el principal escaparate del sistema capitalista en el que nos encontramos inmersos. Como diría Toni Negri “la resistencia comienza en el hallazgo de la realidad común de nuestras vidas”, que no es otra que una vida alienada por el espectáculo y la mercancía.

Ante tanta cultura del entretenimiento y arte anodino es siempre estimulante una exposición que invita a pensar – interpretar el mundo, y quizá todavía cambiarlo,- a través de los mecanismos del arte, un arte no abocado al decorativismo y al espectáculo. Una exposición, por otra parte, que incita a reflexionar al espectador, un espectador no pasivo, sino emancipado, es decir, responsable y con capacidad de juicio crítico ante lo que le rodea, o al menos, eso sería lo deseable.

Rosa Naharro endeavours to think about the present, considering its distinct contexts, through culture and contemporary art. Looking at exhibitions, writing, reading, film, music and even conversations with friends serve as her tools. Understanding and interpreting “something” of what we call the world becomes a self-obligation, as well as taking a certain stance, that doesn´t distance her from it. She combines writing for A*Desk with writing her doctoral thesis at the UCM and working with cultural management projects.

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)