close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

14 julio 2013
Bienvenidos al desierto de lo real

Montse Badia

Esta es una frase pronunciada por el personaje de Morfeo en una escena del film Matrix (1999). También la citaba Slavoj Žižek en el título de uno de sus libros, en el mismo que recordaba la fábula de Jorge Luis Borges sobre unos cartógrafos que queriendo ser extremadamente fieles a la realidad llegaron a crear un mapa a escala 1:1 que terminó cubriendo la geografía real que quería representar.

La realidad y su representación, la realidad y su mediatización son algunos de los grandes temas que nos mantienen ocupados. Pero hoy no nos proponemos grandes reflexiones filosóficas (o quizás no explícitamente), sino que queremos señalar dos trabajos que exploran estos temas.

El primero es The Girl Chewing Gum (1976) de John Smit, en el que una escena que tiene lugar en una bulliciosa calle londinense es “dirigida” por una voz en off… Hasta que en los últimos minutos vemos que quizás no es exactamente así.

El segundo es el film Synecdoche New York (2009), dirigido por Charlie Kaufman que narra la historia de un director teatral cada vez más alienado de su propia existencia. Inesperadamente recibe una beca extraordinaria que le permite crear una obra de arte total, que él se plantea como la cumbre del realismo y la honestidad. En unos almacenes abandonados, el autor crea una obra mastodóntica, que no para de crecer y acaba mimetizando la ciudad de Nueva York y todos sus habitantes… hasta que la voz en off del director dice “¡Corten!”. Y no, esto no es un spoiler

A Montse Badia nunca le ha gustado estarse quieta, por eso siempre ha pensado en viajar, entrar en relación con otros contextos y tomar distancias para poder pensar mejor el mundo. La crítica de arte y el comisariado ha sido una vía desde la que poner en práctica su convencimiento en la necesidad del pensamiento crítico, de las idiosincracias y los posicionamientos individuales. ¿Cómo si no podremos cuestionar la estandarización a la que nos vemos abocados?
www.montsebadia.net

Publicaciones

14 julio 2013

Bienvenidos al desierto de lo real

29 febrero 2020

Icónico

26 febrero 2018

ARCO’18

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)