close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

07 enero 2013
“The nipple speech performance” de Gabriel Pericás_foto: Pere Pratdesaba
Perplejidad en el abismo: “The nipple speech performance” de Gabriel Pericás

Caterina Almirall

Seguro que os habéis fijado en la tendencia en zapatos de esta temporada otoño-invierno, los zapatos sobre cuñas, zapatos deportivos con cuña, zapatos elegantes con cuña, zapatos de charol con cuña, botas y botines con cuña, todo tipo de zapatos, todos con cuñas. Para mi total perplejidad l’Espai 13 de la Fundació Miró se suma a la tendencia con la exposición “The Nipple Speech Performance” de Gabriel Pericás dentro del ciclo de esta temporada a cargo de David Armengol. Y es que definitivamente esta temporada va de cuñas.

Las cuñas sirven para ajustar, para apañar algo que está desajustado, desencajado, especialmente para sujetar algo que no se sostiene en su posición normal. Si miramos alrededor encontraremos millones de cosas que ajustar. No os preocupéis. Gabriel Pericás, hace un catálogo de cuñas con historia propia. Es muy importante esto de la historia propia, porque, en general, cuando alguna cosa está desajustada miramos la cosa, no la cuña. Pero Pericás mira las cuñas, y las cuñas hacen historia.

Como los pingüinos de Madagascar se desarrolla la obra de Pericàs, del detalle hace tema. A los pingüinos les dieron una serie propia después de ser personajes secundarios, a las cuñas de puertas de toda Barcelona (que no las de los zapatos) les hicieron una exposición de arte, después de haber sido las grandes olvidadas. Igual pasa con el fenómeno con el que Pericás nos quiere hipnotizar: ‘the nipple slip speech’, donde la charla ya no interesa, lo único que interesa es el segundo de pecho que se ve cuando a una chica guapa hablando en publico se le cae el tirante del vestido demasiado escotado. A Gabriel Pericás le gustan las tetas de las chicas, seguro, ya las habíamos visto antes en sus piezas, ahora las volvemos a ver, y también hacen tema, claro.

¿Y qué tienen que ver las tetas y las cuñas? Juntos cuentan una historia, que se resume de algún modo en una de las piezas de la exposición, el vídeo de animación con dibujos de Perich donde un señor mira el escote de una señora, luego la sigue, entra por una puerta que ni sale ni entra, se sube a una cuña y ve el abismo, salta y cruza otra puerta que es otro abismo porque ni sale ni entra. En realidad en cada pieza se resumen las demás, que no por fragmentadas son inconexas entre sí, sino que se relacionan formal y conceptualmente. Entre el abismo y el fetichismo, la seducción y el vandalismo.

Lo entenderéis también cuando veáis un pie de mármol perfecto (¡perfecto!), y el primer pubis del cine español, en un abismo que es un súper zoom que difumina la imagen hasta parecer un cuadro expresionista de tonos otoñales-fin-del-mundo, aunque hay que advertir que al artista le horroriza pensar que alguien pueda verle semejanzas con un Rothko.

La exposición se puede visitar hasta el 10 de febrero de 2013, yo estoy esperando el 24 de enero cuando el artista hará una performance en el marco de la exposición, donde seguro nos contará alguna verdad o una mentira más sobre su obra, sobre los procesos, los detalles y las interrupciones del discurso en el que nos enreda cada vez. Aquí podéis encontrar información más descriptiva sobre la exposición y sobre el ciclo de David Armengol. El comisario propone partir de la perplejidad y el desencaje, ahora el artista nos pone una cuña, para encajar lo inencajable.

Caterina Almirall acaba de nacer en este mundo, pero antes había vivido en otros mundos, similares y paralelos, líquidos y sólidos. De todos ha aprendido algo, y ha olvidado algo. Aprender es desaprender. En todos estos mundos le atrapa una telaraña que lo envuelve todo, algunos lo llaman “arte”... Envolver, desenredar, tejer y destrozar esta malla ha sido su ocupación en cada uno de estos planetas, y se teme que lo será en cada uno de los que vendrán.

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)