close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

05 julio 2013
Zielony durante la presentación de Jenny Jenny en Berlín
Tobias Zielony: el nuevo Larry Clark

Paco Arteaga

Tobias Zielony (1973, Wuppertal) se ha ganado una posición digna en el mundo del arte a fuerza de fotografiar durante más de una década a jóvenes marginales que localiza en las periferias urbanas de los ‘Estados del Bienestar’ occidentales. Marsella, Nápoles, Winnipeg, Manitoba. Discípulo de Timm Rautert, es el niño mimado de la crítica y público, que al parecer han quedado fascinados con su estilo documental.

La obra de Zielony sigue la estela desarrollada por Larry Clark en los 70 –o Nan Goldin en los 80-, con la particularidad de que él no pertenece a los grupos que fotografía. Su método radica en el contacto personal con este peculiar tipo de juventud globalizada en cuya escena se introduce durante meses. Su técnica parece imperfecta y remite a una mirada amateur. Su respetuoso enfoque personal e íntimo, que gravita entre distancia y proximidad, propicia un contexto narrativo sin señalar víctimas.

Más que documentar el comportamiento y estilo de vida, le interesa observar cómo se desenvuelve esta juventud en el espacio público. No suele planificar sus temas; a veces le basta un impulso. Su método aplica la observación participativa propia de la sociología y el estudio etnológico de las acciones y comportamientos de un individuo o grupo. Su trabajo aporta contexto socio-geográfico: la verdadera realidad donde viven.

La Berlinische Galerie presenta hasta el 30 de septiembre su último proyecto “Jenny Jenny” (2011-2013) junto a dos proyecciones y 18 fotos de su conocida serie “Trona” (2008), ciudad industrial empobrecida cercana a Los Ángeles. Para esta serie de 40 fotos, Zielony fotografió a seis jóvenes prostitutas ocasionales en los aledaños de Kurfürstenstrasse o en sus habitaciones. Imágenes que muestran curiosidad, y no prejuicio. Fotos que de alguna manera resucitan el anti-mito Christiane F.

Zielony observa las circunstancias individuales y personales de estas mujeres a través de encuadres medios, primeros planos, detalles y fragmentos que usa en retratos, paisajes urbanos o interiores. La escasa luz artificial que encuentra en sus escenarios (farolas callejeras, pantallas encendidas) le permite obtener una calidad de colores, sombras y contrastes marcados que no obtendría en formato digital.

El fotógrafo les da la oportunidad de representarse ante el mundo en su propio escenario, con sus poses espontáneas; como a ellas les gustaría verse o ser vistas. Así contribuye a esa auto-proyección de los protagonistas de sus fotografías, donde la objetividad y la autenticidad del sujeto quedan en entredicho. Según sus palabras, la revelación de la verdadera esencia de una persona o un momento es un mito: ninguno queda libre de la escenificación, aspecto decisivo en su trabajo que conecta con la nueva estrategia del estilo documental -predominante en la fotografía artística actual- que difiere del desarrollado en los setenta.

Aquella vertiente –asociada a causas sociales y políticas, acuñada por su precursor Walker Evans en 1971- se vinculó al fotoperiodismo hasta que cayó en desgracia cuando empezó a cuestionarse su objetividad. Sin embargo, el género resucitó en los ochenta para experimentar un boom en el nuevo milenio, sobre todo en los museos, más que en los medios.

El estilo documental vigente en fotografía refleja una realidad fragmentada que difumina las fronteras entre lo verdadero y lo ficticio. Recurre a una nueva estrategia que introduce ciertos elementos (pose, luz artificial, escenificación, atmósfera) hasta alcanzar ese grado de realidad ficcionada que se atribuye a una nueva generación de fotógrafos marcada por la cultura pop y mediática, el universo visual de los ochenta y noventa de vídeos musicales, revistas e Internet, a la que Zielony pertenece.

Este rubio desgarbado de metro noventa, piel rosada y cuerpo de bolsa de agua es una de las figuras más representativas de la fotografía alemana contemporánea. Viste oscura camiseta vieja y bolsa de tela colgada al hombro. Estilo Berlín, donde reside y trabaja. Su currículum está cuajado de becas, premios y solo exhibitions prácticamente desde que finalizó su formación en 2006 o incluso de antes.

Es periodista, fotoperiodista y amateur perpetuo. Ha trabajado para revistas de moda, tendencias y estilos de vida. Para Paco el periodismo también es un género literario, y escribir, como dar una fiesta: es preciso que todo el mundo se divierta. Reside desde hace algunos años en Berlín, donde –entre otros proyectos- ha cofundado Berlín Amateurs (www.berlinamateurs.com), guía digital de ocio y cultura sobre Berlín en español, donde también se las apaña como editor.

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)