close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

22 June 2009
Haciendo listas

Martí Manen

Daniel Birnbaum presenta una bienal bajo términos de correción. Uno de los grandes eventos (negar la potencia de la bienal de Venecia resulta casi estúpido) apuesta por cierta supuesta normalidad, evitando los fuegos artificiales pero también las emociones fuertes. Será que es un momento de no saber nada y la respuesta conservadora es dejar que el tiempo corra. Cansados de releer la historia reescrita apuntamos algunos de los momentos que servirían para tejer algunos ejes posibles.


Fiona Tan. Rise and Fall, 2009. En el pabellón holandés, una de las piezas de Fiona Tan captura a los espectadores. Una doble proyección de un tamaño no excesivo ofrece, a un ritmo pausado, marcado y contínuo paralelismos entre dos mujeres. La composición de la imagen cautiva por su enorme simplicidad y belleza, por el trabajo de relación entre las dos pantallas, entre las dos mujeres. El juego con lo cinematográfico sigue siendo una herramienta más que válida para comunicar, desde el arte, algo que no tiene porqué estar escrito. No existe una complicación excesiva, pero las múltiples historias, recursos estilísticos, juegos con la imagen y cierta abstracción visual propician un estado de contemplación difícil de lograr en un contexto como la bienal de Venecia.

Keren Cytter. Untitled, 2009. Al final de la propuesta de Brinbaum en el Arsenale Keren Cytter ofrece lo que en muchos momentos de la bienal se echa de menos: Fuerza. Una proyección, en un marco de presentación perfecta para la ocasión persigue a un grupo de actores delante y detrás del escenario. Historias de verdad y mentira, de acción y representación. Impecable trabajo de sonido y actuación que facilita un encuentro feliz con los límites de lo narrativo. Otro de esos vídeos que piden ser vistos de principio a fin una y otra vez ya que ni el principio ni el final son lo importante.

Bestué / Vives. Acciones en casa, 2005. Proteo, 2009. Como siempre, Acciones en casa funciona. No importa que sea en un centro de arte minúsculo, en una fiesta, en Youtube o en la bienal de Venecia; funciona. Y más que bien. Una pantalla plana de dimensiones domésticas captura más atención que algunos intentos de quedarse con el público complicado de los días inaugurales en Venecia. El sentido del humor, las referencias a la historia del arte contemporáneo así como este saber jugar con las cartas que se tienen en la mano conllevan que el vídeo de Bestué / Vives siga despertando el mismo interés una y otra vez. Proteo, doble proyección videográfica, está expuesto en un lugar que puede ser uno de los aciertos de Birnbaum (más allá de Arsenale, en los jardines posteriores al horror italiano) pero que, al mismo tiempo, tendrá menos visitantes seguramente por lo difícil de la señalética. Sigue en la estela de otros trabajos del duo barcelonés: Ideas frente a producción, mostrando la ”trampa y el cartón” para dejarnos -mediante los límites de lo patético, lo humorístico y lo poético- con los grandes temas. En este caso, la mutación de hombre a máquina pasando por lo animal, en una rotación infinitaasí como voluntariamente imperfecta.

Cildo Meireles. Pling Pling, 2009. Bastante se ha dicho de la pieza de Lygia Pape que abre el Arsenale. La pieza de Cildo Meireles es inmensamente más potente que la de Pape. Hablamos de experiencia, de lo sensorial, de cierta simplicidad formal que permite escaparse de armazones conceptuales forzados. Una habitación de un color fuerte da paso a otra habitación con otro color y entrevemos una tercera. Y así sucesivamente. Sorprende que la pieza no sirva para articular el recorrido después de la totémica entrada.

Tomás Saraceno. Galaxies Forming along Filaments, like Droplets along the Strands of a Spider’s Web, 2009. La obra de Tomás Saraceno logra el impacto que seguramente busca. Anclado en la tradición de la arquitectura utópica, Saraceno crea un espacio de nodos y redes que recuerdan a experiencias parecidas de décadas anteriores. El link con toda una tradición supone un acierto por parte del artista, que se convierte en uno de los pilares con los que Birnbaum podría construir un discurso si su intención fuera buscar cierto empaque.

Rosa Barba. Coro Spezzato: The future lasts one day, 2009. El cine y el texto son los elementos que utiliza Rosa Barba para crear múltiples formatos de aproximación, creación y lectura. Su inmenso trabajo sobre las posibilidades cinematográficas y el cuestionamiento de la idea de película siguen presentes en el trabajo presentado en Venecia. Distintos proyectores ocupan el espacio y las paredes se llenan de frases que se generan mediante fragmentos proyectados. Los mismos fragmentos llevarán a distintas formulaciones.

Elmgreen & Dragset. The collectors, 2009. Una de las propuestas en los pabellones donde se nota la voluntad de llegar a algo más. Elmgreen & Dragset convierten un espacio ajeno a cualquier persona como es una zona ferial en dos apartamentos con vivencias emocionales. En la exposición, con obra suya y de otros muchos, se respira un aire distendido y se asume cierta construcción de la idea del personaje. También la idea tradicional del pabellón con representación artística nacional queda atrás (como en otros tantos casos) evidenciándose de nuevo que en Venecia los países muestran actitudes y las obras son de los artistas.

Pabellón de Rumanía. No todo tiene que ser perfecto, no todas las paredes falsas tienen que desaparecer, no todas las luces deben apuntar donde toca. No todo tiene que estar bañado en oro. En el pabellón de Rumanía, no encontramos la mejor ”caja”, pero los contenidos no se resienten. Encontramos otro tono y las obras se observan de otra manera.

Los textos de introducción de Tirdad Zolghadr en el pabellón de UAE. No hay nada como explicar qué está pasando en este momento como para salir impune frente la situación. . Zolghadr se pregunta, desde dentro, sobre la excentricidad de mostrar trabajos bajo banderas, sobre el cansancio en el mundo del arte y sobre los problemas evidentes que provoca un país con Abu Dhabi como capital. Y después de la intro textual lo demás queda en un segundo plano.

Exhibition curator and art critic. Yes, after Judith Butler it is possible to be several things at once. He thinks that questions are important and that, sometimes, to ask means to point out.

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)