close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

11 December 2013
Speaking in tongues: Aernout Mik en HKW

Daniela Hermosilla


En marzo de este año asistí al congreso internacional Former West, en el Haus der Kulturen der Welt (HKW), en Berlín. Mientras aplaudíamos el fin de una ponencia, de un segundo a otro, una ola de locura se desató, rompiendo el estado casi hipnótico en que escuchábamos las conferencias: más de la mitad del público se levantó, vestidos de ejecutivos y comenzaron a deambular por el auditorio hablando en voz alta; algunos gritando, otros riendo, hablando en distintos idiomas simultáneamente, caminando unos y sentados otros. Duró por lo menos veinte minutos, era un murmullo permanente y que a ratos escalaba. Bastaba con que uno de ellos comenzara a hablar más fuerte para contagiar al resto y que siguieran esta suerte de neurosis colectiva.

Todo lo que quedó después de esta intensa experiencia, fue especulación: ¿serán de Wall Street? o ¿traductores, tal vez?, nada estaba claro, excepto ese orgullo secreto de haber sido parte de aquella locura masiva, aunque fuera como voyeurs. Ocho meses después entendí todo, y ese “orgullo” se convirtió en un cierto pudor. Era una performance de Aernout Mik.

Desde el 15 de noviembre, nuevamente en el HKW, esta vez en el marco del congreso The Global Prayers, Aernout Mik presenta por primera vez su trabajo “Speaking in Tongues”, para el cual realizó algunas experimentaciones previas, como la performance en Former West. Se trata de una vídeo-instalación que abre ciertas interrogantes sobre el funcionamiento y vulnerabilidad del individuo en las comunidades en las que participa. No sólo en las que el artista presenta como ejemplos, sino también en el sistema desde el cual desarrolla esta observación: la institución artística contemporánea y su rol crítico en la sociedad.

La exposición consta de tres partes: la primera consiste en doce proyecciones de ritos religiosos masivos, particularmente celebraciones de la iglesia pentecostal en Brasil y Nigeria (cuyo lenguaje de oración se llama justamente “hablar en lenguas” o Speaking in Tongues). Las segundas proyecciones registran a otro grupo de gente en el auditorio del HKW, vestidos como ejecutivos y participando en lo que parece ser una dinámica grupal de alguna institución. El tercero es un sólo vídeo, el único con sonido, una suerte de collage de diferentes vídeos (extractos) de predicadores religiosos y conferencias de marketing y negocios, tipo coaching para empleados de distintas empresas.

Mik cuestiona críticamente la espiritualidad en las sociedades contemporáneas y la influencia del sistema neoliberal globalizado en las que éstas se desarrollan. Mediante la señalización de los cruces de tejidos sociales, en este caso, la comparación entre las dinámicas religiosas (Pentecostal) y corporativas, deja en evidencia el “espectáculo” de lo espiritual o la “espiritualidad de mercado” en la que vivimos. Queda clara, y es explícita, la crítica social que hace el artista mediante las relaciones establecidas entre predicador-gerente-vendedor y seguidor-empleado-consumidor, en un contexto sociológico actual y global.

Implícitas, algunas preguntas: ¿Por qué el artista realiza una primera investigación performativa de este proyecto durante un congreso internacional de pensamiento artístico contemporáneo en un edificio con carga histórica y política, en una capital emblemática de la cultura occidental? ¿Es aplicable esta ecuación crítica al mundo del arte contemporáneo? ¿Por qué llega un grupo de ejecutivos a interrumpir una concentración teórica, justamente en el momento en que estábamos todos: instituciones académicas, grupos de investigación, aplaudiendo y asintiendo con la cabeza?

Me temo que fuimos el objeto de un estudio comparado: nos convertimos en la metáfora de un contexto fanático-religioso. Y es que en el fondo, el problema que queda latente no es sólo sobre la validez de las congregaciones religiosas o sobre un cuestionamiento del modelo neoliberal, sino particularmente, sobre las nociones de audiencias y la manipulación masiva versus la participación crítica en las sociedades de las que todos somos parte. Y la sociedad artística contemporánea, no se salva.

Daniela Hermosilla is an artist and art historian, depending on the moment one more than the other. She observes, writes, makes and investigates artist’s publications, from her doctoral thesis as well as within her work in the collective Greta Rusttt. She considers this permanent mobilization between theory and artistic practice essential and inseparable to establish her critical stance in a transversal way.

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)