close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

03 febrero 2014
12221935433_c98119777d_z.jpg
Afterglow: la revolución ha terminado – Transmediale 2014

Teobaldo Lagos


afterglow, el resplandor al ponerse el sol, al calmarse un volcán, al superar el éxtasis en su consumación. La calma después del exceso: bienestar y vacío desde las promesas no cumplidas de la sociedad de la información. Es el lema de esta 27a versión del festival “Transmediale: Art & Digital Culture” en Haus der Kulturen der Welt, en Berlín. “Lejos de lo inmaterial y lo inofensivo, las tecnologías digitales están profundamente arraigadas en lo geofísico y lo geopolítico. afterglow produce por arte de magia este estado ambivalente de lo digital en donde lo que parece quedar de la revolución digital es una nostalgia paradójica por la alta tecnología que alguna vez se nos hubiera prometido”, explica Kristoffer Gansing, director artístico del evento, quien sentencia: “La revolución ha terminado. Bienvenidos al resplandor”.

El programa de este 2014 contempla cuatro : un ciclo de conferencias como “Afterglow of the Mediatic”, que se concentra en la cultura tecnológica proveniente de la minería , “Hashes to Hashes”, orientada a las políticas de control de la información, así como la irónica pregunta “Will you be my Thrashure?”, que mira cómo construimos las emociones y lo post-orgásmico en el momento digital.

La instalación Critical Infrastructure de Jamie Allen y David Gauthier es una obra comisionada que impacta por su presencia. Lentes topográficos están dispersos por todo el hall de Haus der Kulturen der Welt, cada uno con una pantalla que describe flujos de información. El espacio cultural, que desde 1989 se dedica a la exploración de las prácticas y discursos del mundo entero, es intervenido así con un caudal de información que emerge del interior y el exterior. Los likes que se están generando en la Red, los pequeños e ínfimos movimientos telúricos, el desplazamiento de valores en una bolsa: todo se traduce en información que se correlacionará en un juego que explora qué es lo post-digital, qué parte de vida nos queda.

Por otro lado, una hackathon llamada Art Hack Day reúne a más de 80 hackers y artistas mediales que buscan respuestas colaborativas a la necesidad “de crackear el proceso de hacer arte, con un especial énfasis hacia las tecnologías de código abierto”. El proyecto, curado en colaboración entre la Transmediale y LEAP (Lab for Electronic Arts and Performance), integra entre el 27 y el 29 de enero a los creativos en una crisis a las fronteras entre activismo y arte medial.

“En tanto codificadores – señalan en un manifiesto – tememos al sistema de los “legados”, un trozo de chatarra vieja que no sabemos cómo arrojar a la basura. Como artistas, estamos tentados por las explosiones de frescura y novedad; más arte de menor valor. Los negocios y los gobiernos reúnen más datos, más conexiones, más contexto. Recogiendo estos impulsos sin contemplación, perpetuamos el ciclo de bombo tecnológico y, sin intención, acortamos la vida promedio de nuestros artefactos”.

Un Screening de 35 películas de 1931 a 2013 cuyo eje es la experimentación y el desarrollo de la relación entre vida, arte y experiencia; performances y actividades paralelas como la Marshall McLuhan Lecture o el festival de música electrónica Club Transmediale o el Anthropocene Observatory #2 – un proyecto multimedial que se concentra en la construcción de un mundo con base en lo humano y lo post-humano, basado en el control total de los procesos ecológicos, científicos, económicos, sociales y culturales a través de la tecnología.

El concepto curatorial de Gansing, quien se dedica desde hace quince años a proyectos de cruce entre arte, activismo y la cultura en red, se caracteriza por recuperar de un buen par de ideales posmodernos (si es que los hay): la búsqueda de respuestas al fin del todo. En ello, unifica interrogantes propias de la ciencia, el arte y la vida para un cuerpo de actividades que penetran en Berlín como fluido que genera fusión de experiencias y obstáculos de lectura, integrando.

Teobaldo Lagos es doctorando en Historia del Arte en la UB y becario de Becas Chile-CONICYT 2013. Su trabajo puede ubicarse en el punto de cruce entre la ficción, la memoria y el espacio público. También puede entenderse en el cruce entre periodismo y teoría de la cultura. Su proyecto de investigación se ocupa de explorar los lugares que artistas latinoamericanos contemporáneos generan en la vida cotidiana.

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)