close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

26 agosto 2019
Texto número 4: “Fail better” de Sonia Fernández Pan (noviembre 2015) y el número mensual de A*DESK dedicado al Fracaso (mayo 2019)

Peter Freund

Desde el volumen de Whitechapel, Failure, hasta el núnero mensual de mayo de 2019 en A*Desk dedicada al tema, la proliferación de publicaciones de crítica del arte sobre el tema del fracaso en los últimos años es sorprendente.[1] Como muchos de los textos en A*Desk indican —incluido el artículo anteriormente archivado «Fail better» (2015) de Sonia Fernández Pan—, en las corrientes contemporáneas se ha despertado un interés por el fracaso. Pues el fracaso y su discurso se ha convertido en un mecanismo integral en la exitosa máquina del capital y la sociedad de control posdisciplinaria (Gilles Deleuze). Autores, mentores, profesores, organizadores de conferencias y coaches personales tratan de ayudar a todos a aceptar y afrontar los fracasos que impulsan el incesante reajuste y retención de las «habilidades requeridas». La actitud resolutiva norteamericana ama el fracaso, ahora que la recién descubierta humildad se ha adaptado de manera pragmática y operativa a las tendencias del mercado.

Y, sin embargo, al mismo tiempo, la atención que se le presta al fracaso resuena paradójicamente con la catástrofe monumental asolando el planeta, la extendida figuración del fin de los tiempos para el antropoceno y la creciente duda sobre la capacidad del capitalismo de retrasar, mucho menos revertir, el declive que sigue acelerándose.

Al otro lado del bien merecido escepticismo arrojado sobre el asunto se encuentran esos textos y proyectos en la edición de mayo de 2019 de A*Desk que pretenden recobrar un potencial más radical en el fracaso. Estos esfuerzos tienen la intención de emplear el fracaso como un indicador que apunta más allá del sistema en el que el elemento que fracasa sufre de disfuncionalidad. En cambio, la singularidad exacta del fracaso sugiere otro sistema en el que ese elemento podría, incluso por primera vez, lograr un uso, mientras que la perfección del sistema existente retrocede en obsolescencia inconclusa.

 

Notes

[1] Lisa Le Feuvre (ed.), Failure(London: The MIT Press, Whitechapel Gallery, 2010).

[2] Gilles Deleuze, “Postscript on the Societies of Control” in October, Vol. 59. (The MIT Press, Winter, 1992).

Peter Freund suele trabajar en otras cosas. Escribe para evitar hacer arte y hace arte para evitar escribir. A veces es comisario para librarse de su propio trabajo, pero eso suele inspirarlo a escribir o hacer arte. Peter es del Área de la Bahía de San Francisco (EE. UU.) y está de excedencia de su puesto como catedrático de arte en el Saint Mary’s College de California.

Publicaciones

26 agosto 2019

Texto número 4: “Fail better” de Sonia Fernández Pan (noviembre 2015) y el número mensual de A*DESK dedicado al Fracaso (mayo 2019)

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)