close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

28 agosto 2013
la-edad-de-hielo.jpg
Figuras de la próxima glaciación

Claudio M Iglesias


Una fotografía de Facebook de Amalia Ulman (Mar de Ajó, Argentina, 1989) podría convencer a cualquiera de la situación compleja que enfrentan los artistas sub 25, apenas surgidos del medio anfibio de la escuela de arte y arrojados al duro camino del profesionalismo: en la imagen se ve un avioncito de papel en cuyo dorso se lee Student Loan Company. El gesto tenue, como en varios trabajos de Ulman, envuelve un problema de fondo que parece ser el de la supervivencia en un ambiente poblado por organizaciones demasiado complejas (algo entre la franquicia Resident Evil y la biopolítica estilo spa). En todo caso, se trata de elegir los recursos técnicos, biológicos y emocionales que permiten la continuidad de la vida y mantienen distancia de las fuerzas que la aquejan en un contexto generalizado de paranoia, sobreproducción simbólica y extenuación espiritual.

Ulman forma parte de una generación que acaba de recibir una especie de bendición de alto impacto en la forma de un evento de verano que encuentra trabajando juntos a Hans-Ulrich Obrist y Simon Castets con DIS magazine en algo que podría resultar la cruza exacta del scouting curatorial, la red social, el programa de premios del domingo a la tarde en su canal de tv pública y los dispositivos de networking académico-industrial como las conferencias TED. En el fondo lo más divertido de 89plus y su programa de becas y eventos es que, efectivamente, se podría tildar de post-Rihanna en sí mismo: además de los acentos visionarios y tecnohippies propios de la actividad de estar permanentemente buscando umbrales en la historia e imaginando el futuro, 89plus recuerda formatos de producción en laboratorio que la industria de la música viene gastando hace décadas. Además de la presencia de algunos grandes artistas, un rasgo a notar entre los participantes de la reciente conferencia 89plus Colony Conference es la prominencia de un tipo de artista-emprendedor-networker hiper profesionalizado que muestra cómo las parodias de los años noventa encabezadas por Bernadette Corporation pueden ser tomadas en serio en el lapso de una generación.

De tantos cerebros algo raro puede salir, y por eso las consecuencias de la iniciativa, que en octubre dará contenido a un marathon de la Serpentine, son tan imprevisibles como lo fue la evolución, ocurrida cerca de 9500 aC, entre el trigo salvaje y el trigo cultivado.

Claudio Iglesias es un crítico radicado en Buenos Aires. Sus últimos libros son Corazón y realidad (Consonni, Bilbao, 2018) y Genios pobres (Mansalva, Buenos Aires, 2018).

Publicaciones

28 agosto 2013

Figuras de la próxima glaciación

28 junio 2019

Contexto: Argentina

03 junio 2019

Días ganados

28 mayo 2018

Un templo en vida

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)