close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

21 octubre 2019
Hauntología Electroacústica

Shak Benavides

ALBERT ALCOZ: Shak Benavides dirige, coordina y produce TeslaFM, una radio online centrada en el arte sonoro, la electroacústica, la música clásica, el jazz improvisado, la experimentación electrónica y los artefactos sonoros más insospechados. “Sólo en relación con el silencio tiene significado el sonido” se afirma en la home de su web. El silencio es un concepto que admite múltiples interpretaciones en función del contexto y de la perspectiva del oyente. Una de las frases célebres de Robert Bresson indica: “construye tu película sobre el blanco, sobre el silencio y la inmovilidad”. Nikola Tesla contribuyó al desarrollo de la electricidad mediante algo invisible: la corriente alterna. ¿Cómo se define TeslaFM en relación a estas perspectivas relativas al silencio y la invisibilidad?

SHAK BENAVIDES: TeslaFM parte de la idea del silencio por algo muy personal, mi necesidad de aislamiento, de silencio de toda sobreestimulación. Es una excusa para elaborar y tejer una estructura de material sutil en su mayoría, que precisa de una mayor atención para apreciarlo. La programación, en mayor parte, consta de arte sonoro, música experimental y algo de clásica pre-romántica, los cuales tienen al silencio como principal fundamento en su creación.

AA: ¿De dónde sale esa inquietud por promover y dar a conocer archivos sonoros históricos relativos al arte sonoro?

SB: El concepto principal de la radio es que sea un artefacto que represente los siglos XIX y XX, cuando se asomaban las primeras revoluciones tecnológicas sonoras y musicales. Todo sigue de una idea personal, de mi investigación por las décadas del 1800 al 1960, y esta última idea precede lógicamente a mi conocimiento ya adquirido durante años de la música de los años 60 hasta la era actual.

AA: TeslaFM contiene una gran variedad de programas que demuestra el rigor de sus artífices a lo hora de exponer los contenidos sonoros. La riqueza de los mismos es un reclamo para escucharlos detenidamente. ¿Qué criterios se siguieron para seleccionar y confeccionar la plantilla de colaboradores? ¿Fueron exclusivamente temáticos?

SB: La mitad de los colaboradores se ofrecieron, la otra hice una llamada o los fui a buscar. El criterio es que fueran djs, músicos o artistas sonoros, o que ya conocieran el medio radiofónico y tuviera oídos cultivados a la experimentación. Al principio, llegábamos a un consenso de propuestas, o directamente las sugería yo según el perfil.

AA: En TeslaFM existe una clara inclinación hacia la exploración sonora y la vanguardia. Música contemporánea, electroacústica, improvisación, electrónica abstracta, Noise, Industrial, Post-Punk y paisaje sonoro son algunos de los géneros musicales habituales en las definiciones de los contenidos. Sin embargo, hay otros muchos conceptos exclusivos de ciertos programas como son Free-Jazz​,​ Jazz contemporáneo, No Wave​,​ Minimal Synth, EBM, ​Ambient, poesía sonora, Spoken​ Word, Circuit Bendin​g​, Dark Ambient Wave, Drone, Avant-Pop, Krautrock, Techno, Synth-Pop, Psicodelia, collage sonoro, etc. ¿Cómo se articula la representación de todos estos géneros en la emisora?

SB: Bueno, creo que si no entran en los bloques, están en los programas, sesiones y collages sonoros de los colaboradores, así que es según su elección, pero siempre parece ser que todos esos estilos tienen ya definidas ciertas correlaciones lógicas y de sonoridad.

AA: ¿Podrías comentar brevemente las líneas musicales que se amagan detrás de programas concretos como Emissions From the Other Side de Gonzo, Lostracks de David Lost y La política del ruido de Susan Drone? 

SB: En Emissions es interesante cómo hace una composición mayormente instrumental. Los pocos temas donde hay voz normalmente son narrados, recitados, o ritualistas, uso que le concede un discurso casi cinemático. Lostracks es una de las voces nihilistas necesarias en TeslaFM, como representación de los tiempos actuales adversos. Y La política del ruido es el altavoz ideológico que define toda la postura de la radio y su cometido.

AA: Tras un año de consolidación de la radio, ¿qué novedades presenta esta nueva temporada? ¿Consideras que hay algunas áreas sonoras que aún no se han podido cubrir?

SB: Nuevas incorporaciones que sustituyen marchas, por lo tanto, nuevas ideas de programas. Un bloque nuevo, Futur Noir creado por David Dece, sobre la música negra experimental como el hiphop experimental, el abstract hiphop o el singeli. Sí, me gustaría que hubieran piezas de radio arte, u obras de poesía sonora o text sound.

AA: Otras radios procedentes del sector artístico –RadioMACBA o RRS. Radio del Museo Reina Sofía– o programas como Ars Sonora dirigidos por José Iges y, posteriormente, Miguel Álvarez Fernández para Radio Clásica de Radio Nacional de España, presentan similitudes con los contenidos de TeslaFM. De todos modos su planteamiento parece ser diametralmente opuesto. ¿Qué soporte económico sustenta el proyecto? ¿Qué mecanismos se hallan tras su funcionamiento?

SB: Hasta ahora, de mi propio bolsillo. Los mecanismos principales son distribución de la programación en redes a diario. Puesta a punto de la programación realizada con anterioridad, insertando algunas novedades mensuales como conciertos y conferencias grabadas en directo en salas, también contactar con sellos discográficos nacionales para solicitarles material y promocionarlo planeando la escucha de álbumes enteros ininterrumpidamente. Alojar los podcasts ya emitidos en la web mediante código embebido de mixcloud, habiéndolo subido con anterioridad. Actualmente pensando en optimizar el uso y el diseño de la web. Contacto constante con los colaboradores para recordar las fechas de emisión de sus programas, y para hacerlos participes de cualquier avance.

AA: Lucius Works Here es el nombre que usas para desarrollar tu labor como compositora. Detenido en el tiempo (2017) –publicado en vinilo, en casete y disponible en Bandcamp– es tu último largaduración hasta la fecha. ¿Qué inquietudes se amagan detrás del proyecto? ¿Qué procesos musicales sigues para crear esta “exploración hauntológica cargada de atmósferas electroacústicas”?

SB: Ando seducida por el zeitgeist del siglo XIX, momento de invenciones tecnológicas, avances en ciencia y filosofía, replanteamientos espirituales y culturales… , así que escogí de mi pequeña biblioteca, biografías de personalidades de esa época para rendirles tributo, los héroes y heroínas que años atrás había admirado, a cada uno le compuse un estado de ánimo sonoro. El proceso fue encajar principalmente silencios, o texturas aurales, como erosiones, pequeños ruidos, sonidos delicados junto a composiciones de pocos arreglos que me aportaran alivio ante la sobreestimulación sensorial que estaba sufriendo entonces. Lo de los elementos “electroacústicos” es una marca en mis piezas, lo pongo entre comillado porque los instrumentos los taño mediante el teclado del controlador midi. Finalmente, mi trabajo fue acuñado como exploración hauntológica por usar los métodos de ésta, creando ficciones sonoras, evocando recuerdos no existentes, y usando ruidos y crujidos de superficie de grabación propios del término.

AA: Llevas dos décadas actuando en directo y pinchando como dj Shak en decenas de festivales, eventos, clubs, salas y locales internacionales. ¿Cómo gestionas tu amplísimo bagaje musical y la versatilidad de registros sonoros en tus sesiones?

SB: Mayormente siempre ha sido sin mezclarse, como un proceso de evolución en el tiempo por razones diversas. Luego, dependiendo del lugar, me he ido adaptando camaleónicamente porque me lo puedo permitir. Conformo las sesiones dependiendo del ambiente y el público, sesiones que ya he ideado por estilos previamente. Creo que lo he pinchado todo, menos heavy metal y polka (risas). Actualmente dispongo de sets de música de los años 30, 40 y 50 para vermuts y ambientes de copas distendidos; postpunk, synthwave, industrial, dark techno para pistas de baile hasta altas horas, y electropop y disco para pistas de baile más desenfadadas. Para finales de Octubre, me han llamado para un festival ecléctico en Girona, porque necesitaban a un/a dj versátil que supiera acompañar un concierto de jazz improvisado esperando que la sesión sea lo más accesible posible, y pensaron en mí, porque saben que mi conocimiento musical no sólo se basa en estilos, sino en un buen uso psicológico adecuado según la audiencia, así que voy a introducir downtempo (para todos los públicos), mezclado con abstract jazz y dub, la base de todo va a ser unas estructuras rítmicas complejas pero jazzísticas y casi de baile de medio tiempo. Con este ejemplo, he querido responderte acerca de la gestión.

AA: Eres la co-fundadora de la tienda de discos Wah Wah Records, que en 1992 abrió sus puertas en la calle Riera Baixa de Barcelona. Tras la irrupción de internet y los soportes digitales hubo un momento crítico en la comercialización de discos y cds. ¿Cómo ves actualmente el panorama de la venta física y este resurgir del vinilo?

SB: Pues ahora que hace un año y medio que ya no estoy en ese circuito, sólo voy a hablar de impresiones pasadas, y es que siempre he tenido un sentido de incertidumbre, ya que los actuales tiempos son inestables, son líquidos, en comparación a décadas pasadas que apenas hemos vivido, pero que todos conocemos. He presenciado las idas y venidas del mercado, y nada me asegura cuanto tiempo puede durar de nuevo. Actualmente parece que todo va bien, los discos se venden en tiendas y sobretodo en conciertos, pero… si empezamos a replantearnos los reales abusos ecológicos, ¿qué papel juega el uso del vinilo?, lo mismo podría decir de los libros y la tala de árboles (ahora que han pasado a ser de nuevo mi objeto de deseo, sustituyendo a los discos). Desconozco el futuro.

 

(Imagen destacada:  Record Matrix Room, Berliner Gramophone Company, Montreal, QC, 1910. Imagen procedente de Musee McCord Museum)

 

 

 

 

Shak Benavides es una exploradora incansable en todo lo que concierne a la percepción aural. Las primeras pesquisas fueron en torno a ese lenguaje espiritual, que no se sabe bien si es de origen humano, lo que llamamos música y toda su deriva a lo largo del tiempo, y luego, el análisis profundo de lo que conforma ese lenguaje, el sonido y el silencio. El uso y el abuso de éste, en el mundo terrenal, como compositora, dj y ahora, como provocadora experimental mediante un medio radiofónico de su propiedad, junto a un grupo de artistas aliados.

Publicaciones

21 octubre 2019

Hauntología Electroacústica

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)