close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

20 marzo 2013
Metahaven
Islas en la nube. Metahaven en el PS1

Paloma Checa


Islands In the Cloud es la muestra que el MoMA PS1 de Nueva York dedica al estudio de diseño Metahaven. Abierta hasta abril, la expo nos hace repetirnos la pregunta sobre cómo mostrar arte pensado en y para internet.

Para Metahaven, internet es un espacio necesariamente político. Lo es más que para otros creadores, pues no sólo beben de éste como recurso de investigación o canal de divulgación. Tampoco se reduce a un soporte de representación donde acaban sus imágenes y sus textos. Para Metahaven internet es un referente tomado como paradigma; fundan su abecedario en dinámicas exclusivas de este entorno. Diseñan campañas virales de comunicación, crean estrategias de intercambio de información con servidores de hosting, idean identidades corporativas para otros agentes, o reinterpretan logos de las grandes marcas a la manera de adBusters. También contribuyen a publicaciones online con textos sobre su trabajo y la relación que éste tiene con el entorno en el que se inscribe. Dan charlas en congresos y son consultados como asesores por quienes buscan otros modos de hacer uso de la red.

Con sus artículos van dando forma al discurso que envuelve el resto de su práctica. Defienden la red como nube. La entienden como su contexto de trabajo, un sistema deslocalizado de flujos de símbolos en el que la información que circula adopta naturalezas distintas. Estos movimientos son la materia de sus producciones. Uno de sus casos de estudio es Wikileaks, a partir del que reflexionan sobre la libre circulación de la información en la red, qué tipo de identidades fomenta la red como nube, y el debate sobre lo público o lo común. En Brand States, también en la muestra, tantean las posibilidades de tratar los nombres y símbolos de países como objetos de estrategias de identidad corporativa. Según ellos, en el contexto de internet como nube, la identidad gráfica nacional como imagen publicitaria se revaloriza. Sólo así puede entrar en la comunidad de signos y textos en permanente intercambio. Sin embargo, en contradicción a las reflexiones del estudio, el museo elije en este caso imprimir el trabajo y colgarlo en la sala. Imprime textos e imágenes para cumplir con lo que todavía parece ser un imperativo de la estrategia de representación de la información a la que parece declararse fiel: llenar el espacio físico.

Pero leamos el trabajo de Metahaven y preguntemos: ¿qué lleva al museo a imprimir cientos de copias de sus textos, graparlas, amontonarlas en pilas sobre una mesa y ofrecerlas al público? Para entender las posibilidades que internet abre a la producción simbólica hay primero que reconocerla como un entorno altamente político. ¿Qué implica este reconocimiento? Metahaven indaga con su trabajo hasta qué punto convivimos con un paradigma institucional diferente, donde se renuevan los modos de producción, consumo y circulación de la información. Se hace eco de ello activando sus proyectos dentro del mismo contexto que declaran como su principal objeto de análisis. Pero, ¿qué hace que una institución como el PS1 elija trasladar las odas de Metahaven a la nube a imágenes impresas, como nuevo escenario para la significación, y colgarlas en las galerías?

Estamos ante un duelo de modelos institucionales. Islands In the Cloud revive la pregunta sobre cómo exponer arte pensado y producido para y sobre internet. ¿Qué función tienen las instituciones como mediadoras en estos casos? ¿Por qué el museo no se hace eco de las cuestiones que Metahaven pone sobre la mesa? Hay experiencias con éxito en este sentido, como es la alianza entre el New Museum de Nueva York y la plataforma rhizome.org. En este caso el PS1 hace un intento de poner al público en contacto con el contenido que produce el popular estudio, pero no sólo falla, sino que lo desactiva. Al montarlo en las salas del mismo modo que monta las pinturas de Jeff Elrod -al otro lado de la pared-, limita su lectura y neutraliza los conflictos de los que habla la obra. La exposición hace una lectura ciega de las preguntas que nos lanza Metahaven.

Paloma Checa-Gismero es Profesora Adjunta en San Diego State University y Candidata a Doctora en Historia, Crítica y Teoría del Arte en la Universidad de California, San Diego. Historiadora de arte contemporáneo global y latinoamericano, estudia los encuentros entre estéticas locales y estándares globales. Publicaciones académicas recientes incluyen "Realism in the Work of Maria Thereza Alves," Afterall journal, Fall 2017, y "Global Contemporary Art Tourism: Engaging with Cuban Authenticity Through the Bienal de La Habana," in Tourism Planning & Development journal, vol. 15, 3, 2017. Desde 2014 Paloma es miembro del colectivo Editorial de la revista académica FIELD.

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)