close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

28 septiembre 2013
JAMES-TURRELL-2010_Dhatu-JPEG.jpg
James Turrell en el LACMA. Retrospectiva.

Paloma Checa

La primera vez que estuve en una obra de James Turrell fue en el patio del Clairemont College, un atardecer de otoño. El cielo se volvió rojo y la arquitectura azul. Pasó una hora. El cielo se hizo violeta y las columnas, rojas.

Esta temporada, desde el mes de mayo hasta abril del año que viene, el LACMA dedica una amplia retrospectiva a este clásico del arte estadounidense. La muestra es un detallado despliegue de las distintas fases por las que ha pasado el trabajo de Turrell. Las más tempranas, como Afrum (White), 1966, conviven con las recientes, como Light Reignfall, 2011. Entre medias, multitud de dibujos, hologramas e instalaciones lumínicas, así como documentación de Roden Crater, el observatorio celeste que el artista lleva construyendo cuatro décadas en el desierto de Arizona.

Además de los que trazan una cronología, existen otros dos polos en la exposición. Perceptual Cell y Dark Matters enfrentan al público con la vivencia desnuda de la visualidad. Las instalaciones se apoderan de los cuerpos, reducen al visitante a ser ojo y proponen la visión como un estado elemental. En la primera, una entra a una cámara esférica tumbada en una camilla. Dentro, un programa de luces cegadoras fuerzan a ver. En la segunda, sentada en una butaca, la completa oscuridad niega a mi cuerpo la posibilidad de esta experiencia.

Iluminación, revelación, contemplación. Para Turrell la observación de la luz tiene un sentido místico que es también referencia a cómo conocemos el mundo, en línea con el trascendentalismo americano. Nos fuerza a verlo de frente o a imaginarlo a oscuras. De día, de noche o al atardecer, Turrell prepara los espacios para que en ellos se haga la luz.

Paloma Checa-Gismero es Profesora Adjunta en San Diego State University y Candidata a Doctora en Historia, Crítica y Teoría del Arte en la Universidad de California, San Diego. Historiadora de arte contemporáneo global y latinoamericano, estudia los encuentros entre estéticas locales y estándares globales. Publicaciones académicas recientes incluyen "Realism in the Work of Maria Thereza Alves," Afterall journal, Fall 2017, y "Global Contemporary Art Tourism: Engaging with Cuban Authenticity Through the Bienal de La Habana," in Tourism Planning & Development journal, vol. 15, 3, 2017. Desde 2014 Paloma es miembro del colectivo Editorial de la revista académica FIELD.

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)