close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

20 noviembre 2013
Andres_Jaque_REDCAT_1-2.png
Los millones de maneras de llenar una piscina

Paloma Checa

Andrés Jaque y la Oficina de innovación política hablan de las diferentes maneras en las que se pueden llenar las piscinas. La instalación se ha podido ver desde septiembre hasta finales de noviembre en la galería del REDCAT de Los Ángeles.

Curada por Ruth Estévez, Different Kinds of Water Pouring Into a Swimming Pool toma como detonante la pintura del mismo nombre ejecutada por el británico David Hockney en 1964. Recién llegado de Inglaterra, fascinado con Los Ángeles, pronto identifica los fluidos como gestualidad autóctona de la ciudad. Esta obra aunaba elementos tales como el deseo que une a los cuerpos con los espacios, la confluencia de los imaginarios personales sobre la vida californiana, sus proyecciones en la arquitectura y el valor de las narrativas personales como motores de los movimientos y las transformaciones del contexto. Del mismo modo, Jaque y la Oficina se embarcan en un análisis parcial de las maneras en las que habitantes de esta gran urbe negocian con la arquitectura la posibilidad de que sus cuerpos y sus memorias configuren los jardines de atrás. El arquitecto ha recogido testimonios de cómo se transforman las casas para dar cabida en ellas a las historias particulares de sus habitantes.

El proyecto tiene dos partes. Una instalación en la galería se complementa con una publicación. La primera propone una interpretación libre de apaños y remendos a los que las familias entrevistadas han recurrido para alterar las arquitecturas que habitan. Esta traducción desde la casa física a la voz de su habitante a la instalación ha sido mediada por otro cuerpo, el del arquitecto. La publicación, por otra parte, recoge la transcripción de las memorias de cada habitante en relación al espacio que habitan. Éstas conviven con textos de la curadora y el arquitecto.

Dudas sobre los límites de la arquitectura y la instalación han bombardeado el proyecto desde frentes diversos. Yo me niego a entrar en ese debate; prefiero prestar atención al escenario donde ocurre el drama del agua que fluye. Una galería en el mismo corazón de la burbuja urbanística, en donde se escenifica la cadena de traducciones de seis historias absolutamente fragmentarias e individuales. Quienes nieguen que se haya pillado de qué va la arquitectura en esta ciudad, que levanten la mirada y disfruten del juego de los fluidos.

Paloma Checa-Gismero es Profesora Adjunta en San Diego State University y Candidata a Doctora en Historia, Crítica y Teoría del Arte en la Universidad de California, San Diego. Historiadora de arte contemporáneo global y latinoamericano, estudia los encuentros entre estéticas locales y estándares globales. Publicaciones académicas recientes incluyen "Realism in the Work of Maria Thereza Alves," Afterall journal, Fall 2017, y "Global Contemporary Art Tourism: Engaging with Cuban Authenticity Through the Bienal de La Habana," in Tourism Planning & Development journal, vol. 15, 3, 2017. Desde 2014 Paloma es miembro del colectivo Editorial de la revista académica FIELD.

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)