close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

15 noviembre 2021
Narraciones fragmentadas y heterotopías

Pau Waelder

El vídeo muestra dos pantallas. En la de la izquierda, se suceden los rostros de personas que miran alarmadas hacia la cámara, o bien ríen, se consultan entre ellas, se quedan boquiabiertas. En la pantalla de la derecha aparece un hombre ahorcado. No Fun (2010) es una performance de los artistas Eva y Franco Mattes realizada en Chatroulette[1]Chatroulette fue creado por Andrej Ternowskij en Noviembre de 2009 y adquirió notoriedad en 2010 por el uso que hacían los usuarios para difundir actos obscenos. https://chatroulette.com/, un sitio web que empareja de forma aleatoria las webcams de sus usuarios. Los artistas aprovecharon esta plataforma de socialización y entretenimiento para crear un encuentro inesperado con un suceso trágico, registrando las dos imágenes en directo tal como las dispone la interfaz, una junto a otra. Sin hacer ninguna manipulación más allá de la ficción creada con un actor colgando de una falsa soga, logran crear un efecto de pantalla dividida similar al empleado en escenas cinematográficas en las que la tensión narrativa se crea por medio de la comunicación entre dos personajes en lugares distintos, siendo uno incapaz de atender o salvar al otro de un peligro inminente[2]Precisamente, esta situación es la que se narra en la película muda Suspense (Lois Weber e Phillips Smalley, 1913), una de las primeras en emplear esta técnica.. 

Eva y Franco Mattes han trabajado a lo largo de su carrera en la elaboración de ficciones a través de la manipulación de medios de comunicación[3]A finales de los años noventa, se dan a conocer con la creación de un sitio web falso del Vaticano y la copia de los sitios de otros artistas. Posteriormente crean ficciones más elaboradas, como … Continue reading, pero en esta ocasión emplean claramente un lenguaje cinematográfico que les llevará a explorar recursos similares[4]En Emily’s Video (2012), los artistas llevan a cabo una performance colaborativa en la que diversas personas se graban reaccionando a un supuesto video de contenido escabroso (tal vez una snuff … Continue reading. Aquí la propia interfaz de Chatroulette funciona como un readymade del clásico split screen que tantas veces se ha empleado en films y series de televisión para mostrar a dos personas hablando por teléfono. Lo que originalmente suponía recordar al espectador que estaba viendo una ficción elaborada y editada, rompiendo con la pretensión de realidad de la imagen que ocupa toda la pantalla, se convierte en un registro veraz de una forma de comunicación cotidiana. Y es precisamente el carácter mundano de la videoconferencia lo que permite crear el encuentro que buscan los artistas, con usuarios escogidos al azar (principalmente adolescentes) que se prestan a una actividad de ocio. La pieza de los Mattes nos lleva por tanto a considerar tres aspectos del uso de la pantalla dividida por parte de artistas que trabajan con medios digitales hoy en día: por una parte, la combinación de dos o más espacios geográficamente distantes en un único espacio que no es ninguno de ellos, es decir, una heterotopía[5]Michel Foucault (1967) “Des éspaces autres”, Architecture/mouvement/Continuité, nº5 (octubre 1984), p.46-49; por otra parte, el juego con el lenguaje cinematográfico para elaborar una narración que se desarrolla sin control de sus creadores, a partir de elementos encontrados; y finalmente, el uso de la yuxtaposición para crear tensiones entre imágenes más o menos dispares, que se nutren de significados gracias a las comparaciones que se establecen entre ellas.

Eva y Franco Mattes, No Fun (2010)

La distancia física que separa a los usuarios de Chatroulette del falso ahorcado en No Fun es un elemento clave en sus reacciones, que transitan entre la burla, la incredulidad y la desesperación por no poder hacer nada. Para añadir realismo a la escena, los artistas dejaron un ordenador encendido que muestra la imagen del usuario en la esquina inferior derecha, introduciendo así al espectador en la propia imagen que está contemplando. Este gesto añade una mise en abîme que refuerza la concepción de la pantalla del ordenador como un espacio que acoge un nombre infinito de lugares. Esta idea se halla perfectamente ilustrada en el trabajo de Joe Hamilton, cuyos vídeos combinan espacios naturales y arquitectónicos en dinámicas composiciones visuales que cuestionan la separación entre lo natural y lo artificial, la realidad y la ficción. En Hyper Geography (2011), la secuencia inicial nos introduce en la pantalla de un smartphone, que pasa a ser la ventana a través de la cual observamos un mundo compuesto por fragmentos de imágenes que se integran en glaciares y cadenas de montañas. Formado en la cultura del collage digital, Hamilton se ha inspirado en las posibilidades que ofrecen plataformas como Tumblr para la creación y difusión de contenidos en la web, desarrollando su trabajo en base a imágenes encontradas. Con todo, en vídeos posteriores incorpora recursos del lenguaje cinematográfico, notablemente en Merge Nodes (2016), donde explora la técnica de pantalla dividida, el cambio de encuadre y las transiciones entre escenas filmadas en distintos lugares del planeta. 

Joe Hamilton, Hyper Geography (2011)

La heterotopía también toma forma, aunque de una manera más sutil, en la instalación The Pirate Cinema (2012-2014) de Nicolas Maigret. Compuesta por tres pantallas en las que se proyectan archivos obtenidos en tiempo real en redes P2P, la pieza se traduce en un collage cinematográfico de breves fragmentos de films pirateados que los usuarios comparten de manera privada. Notablemente, el artista decide mostrar esta rápida sucesión de imágenes no en una única pantalla, sino en tres, construyendo de esta manera un tríptico que también puede concebirse como una narración en split screen. La distancia física se da en este caso entre los usuarios que comparten los archivos, representados por las direcciones IP de sus ordenadores y el país en que se encuentran. La comunicación se da en este caso entre máquinas y no personas, siendo los espectadores testigos de una multitud de intercambios que se dan de forma simultánea a nivel global. La pieza de Maigret también se presta a ser interpretada en forma de montaje, puesto que la yuxtaposición aleatoria de las imágenes nos lleva a construir una narración, por más inverosímil que pueda ser.

Nicolas Maigret, The Pirate Cinema (2012-2014)

Como ya anunciaba Gene Youngblood en 1970[6]Gene Youngblood (1970). Expanded Cinema. Nueva York: P. Dutton & Co., Inc., p.191., el ordenador no es una simple herramienta, sino que se convierte en un participante activo en el proceso creativo, abriendo nuevas posibilidades a la creación audiovisual. La obra de Maigret introduce la automatización del montaje y la selección aleatoria del contenido. Grégory Chatonsky ha explorado a lo largo de varias décadas las posibilidades de ese “cine expandido” al que se refería Youngblood con trabajos que emplean conocidos largometrajes como materia prima. En 1+1 (2004), el film Nouvelle Vague (Jean-Luc Godard,1990) es presentado en una pantalla dividida en dos. Distintas escenas se reproducen de forma aleatoria en ambos lados, generando una yuxtaposición de espacios, situaciones y diálogos. En 1-1 (2004) la famosa escena de la ducha en el film Psycho (Alfred Hitchcock, 1960) es sometida a un montaje aleatorio, mientras que 1=1 (2004) muestra en un split screen horizontal fragmentos del film Lost Highway (David Lynch, 1997), escogidos en función de la aparición de un personaje y su doble, ofreciendo al espectador la posibilidad de reproducir una u otra escena. Todos estos experimentos narrativos se basan en la posibilidad de generar un montaje infinito, por medio de la combinación aleatoria de secuencias y la multiplicación de las imágenes que, notablemente en el caso de las obras de Chatonsky, conducen a otro uso habitual de la técnica de pantalla dividida, que es la combinación de diferentes puntos de vista sobre una misma escena.

Grégory Chatonsky, 1=1 (2004)

Estas obras nos ofrecen una muestra de las posibilidades creativas de la pantalla dividida en el contexto de la rápida proliferación de imágenes a escala global, que nos lleva a concebir todos los espacios como potenciales heterotopías: nuestro entorno es siempre susceptible de conectarse con otros espacios (remotos o ficticios) a través de las pantallas de nuestros dispositivos digitales y también de ser observado desde múltiples perspectivas. De la misma manera en que el split screen acaba con lo que Peter Greenaway denomina “la tiranía del marco”[7]Peter Greenaway (2003) Toward a re-invention of cinema. Variety, 1 octubre. https://variety.com/2003/voices/columns/toward-a-re-invention-of-cinema-1117893306/, la inagotable pluralidad, junto al potencial generativo que aportan los ordenadores, hace que la narración nunca pueda ser única y por tanto acabada. Siempre será un fragmento de una historia más larga y compleja, o bien una de entre infinitas maneras de contarla.

 

(Imagen destacada: Nicolas Maigret, The Pirate Cinema (2012-2014))

1 Chatroulette fue creado por Andrej Ternowskij en Noviembre de 2009 y adquirió notoriedad en 2010 por el uso que hacían los usuarios para difundir actos obscenos. https://chatroulette.com/
2 Precisamente, esta situación es la que se narra en la película muda Suspense (Lois Weber e Phillips Smalley, 1913), una de las primeras en emplear esta técnica.
3 A finales de los años noventa, se dan a conocer con la creación de un sitio web falso del Vaticano y la copia de los sitios de otros artistas. Posteriormente crean ficciones más elaboradas, como Nikeground (2003) y United We Stand (2005).
4 En Emily’s Video (2012), los artistas llevan a cabo una performance colaborativa en la que diversas personas se graban reaccionando a un supuesto video de contenido escabroso (tal vez una snuff movie), que los espectadores no pueden ver y deben imaginar a partir de las expresiones faciales de quienes participan en la pieza.
5 Michel Foucault (1967) “Des éspaces autres”, Architecture/mouvement/Continuité, nº5 (octubre 1984), p.46-49
6 Gene Youngblood (1970). Expanded Cinema. Nueva York: P. Dutton & Co., Inc., p.191.
7 Peter Greenaway (2003) Toward a re-invention of cinema. Variety, 1 octubre. https://variety.com/2003/voices/columns/toward-a-re-invention-of-cinema-1117893306/

Pau Waelder es comisario, escritor e investigador especializado en arte y nuevos medios. Doctor en Sociedad de la Información y el Conocimiento por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Senior curator en Niio, Editor y asesor en DAM Digital Art Museum. Es autor del libro sobre coleccionismo de arte contemporáneo y digital  "You Can Be A Wealthy/ Cash-Strapped Art Collector In The Digital Age" (Printer Fault Press, 2020).
https://www.pauwaelder.com

Publicaciones

15 noviembre 2021

Narraciones fragmentadas y heterotopías

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)