close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas desinteresadamente, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Spotlight

11 diciembre 2019
Revertir, robar, conspirar

Helena Grande

“¿Recuerdas aquella vez que estuvimos juntos y bailamos esta o aquella danza?” es el título de la performance que la artista, coreógrafa y escritora Clara Amaral presento en Tabakalera el pasado 29 y 30 de Noviembre. Se trata de una one-to-one performance donde el espectador es invitado a sentarse frente a Amaral en una modesta mesa en la que suele haber una planta y una botella de agua. Ella nos presenta de forma oral una publicación que conoce de memoria. Nos describe el libro de forma detallada, sus dimensiones, la ilustración de la portada, el peso, el gramaje de las hojas, etc. Página por página leemos, o tal vez recordamos, este libro que además nos habla de danzas otras.

La performance de Amaral es una especie de proceso de ingeniería inversa. Esta no va hacia adelante como se pasan las hojas de un libro, va hacia atrás. Pasa en la memoria de imágenes, danzas, gestos cotidianos, sensaciones y olores que no están presentes. Nunca se nos da el producto, no hay libro ni danza ni escenario en su forma física. La ingeniería inversa tampoco hace un producto, por el contrario, analiza y roba. Toma un producto en su forma de diseño final y lo estudia hasta comprender paso a paso su proceso de producción. Después, uno de los usos que puede dar a esta información es para fabricar el producto mismo. Sin embargo, este reproducir no es parte de un proceso de creación original, es una forma de robar.

La capacidad de la performance de Amaral de devolvernos a un estado anterior, real o irreal, produce el mismo efecto. Un efecto de sustracción, hurto, sisa, ratería. Su publicación es un juego de palabras que exponen al tiempo que ocultan. Especula. Malversa. Hacer versos mal como una forma de cambiar el punto de vista para transformar las danzas habituales. Solo aprendiendo el ritmo de lo que hacemos sin pensar podemos corromperlo, robarlo y hacerlo nuestro. Amaral no ha venido a contarnos un cuento o a convencernos de cómo es ese libro que dice que ha publicado. No nos impone una narración, nos lee conjeturas, nos pregunta ¿Te acuerdas? Nos hacemos cómplices porque juntos le robamos el ritmo a la cotidianidad y lo automático, porque hubo una vez en la que nosotros también nos despertamos en mitad de la noche, bailamos y nos volvimos a dormir.

En la performance de Amaral, robamos – que no apropiamos o prestamos – como una forma de compartir radical. Como una manera de dejarnos llevar por el sentido erótico de las danzas otras. Robar y chupar a veces significan lo mismo. Chupar cámara o balón es retener durante largo rato lo que es común o no dejar jugar a los demás. Robar es una actividad inexacta, probablemente siempre malentendida. Para la ingeniería inversa es, o puede ser, una forma de copiar, para Robin Hood era igualdad, para algunos es cambiar las cosas de sitio.

Amaral está con nosotros en el crimen y probablemente también piensa que robar puede ser chupar o que nos podríamos inventar el robo que quisiéramos, como esta o aquella danza que nos dice que bailamos juntos pero era mentira. Era solo para inventarnos el presente, para estar juntos en la inexactitud de lo que puede que leamos o recordemos de su publicación y de su idea de la danza. La conspiración nos devuelve la diferencia entre tu y yo cuando hacemos algo que es solo nuestro. Complicit love, como sugieren Valentina Desideri y Stefano Harney, es un amor que está del lado de la conspiración. En la performance de Amaral, la conspiración podrá ser leída en la potencialidad de la complicidad para malversar, robar o recordar las danzas otras, esta o aquella danza.

 

La performance “¿Recuerdas aquella vez que estuvimos juntos y bailamos esta o aquella danza?” de Clara Amaral se presentó dentro del programa cultural Emotional, un proyecto de Emilio Moreno.

(Créditos imágenes: Do you Remember that time we were together and danced this or that dance? Clara Amaral. Foto: DOSMASENLAMESA para EMOTIONAL, en Tabakalera).

Helena Grande escribe, publica, a veces organiza exposiciones y proyecciones, hace videos y mucha autoficción. Le interesa todo lo que enreda entre la literatura científica, la poesía y lo ordinario. La podéis encontrar en Amsterdam y a ratos en Madrid.

Publicaciones

11 diciembre 2019

Revertir, robar, conspirar

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)