close

A*DESK has been offering since 2002 contents about criticism and contemporary art. A*DESK has become consolidated thanks to all those who have believed in the project, all those who have followed us, debating, participating and collaborating. Many people have collaborated selflessly with A*DESK, and continue to do so. Their efforts, knowledge and belief in the project are what make it grow. At A*DESK we have also generated work for over one hundred professionals in culture, from small collaborations with reviews and classes, to more prolonged and intense collaborations.

At A*DESK we believe in the need for free and universal access to culture and knowledge. We want to carry on being independent, remaining open to more ideas and opinions. If you believe in A*DESK, we need your backing to be able to continue. You can now participate in the project by supporting it. You can choose how much you want to contribute to the project.

You can decide how much you want to bring to the project.

Magazine

10 April 2009
Por el cambio

A*DESK

En un artículo que publicamos de JJ Charlesworth habla del nuevo modelo de industria que supone internet, de vender mucho de una cosa a vender poco de muchas cosas. Vicenç Altaió en la entrevista que le hicimos recientemente también habla de la red. Frente a ello la nueva ministra de cultura, González-Sinde, ya era célebre con declaraciones como “¿Para qué necesitamos ADSL a no sé cuántos gigas?”, declaraciones que nada más tomar el cargo ha querido matizar. El cine ve a un enemigo en internet y el cine está ahora en el ministerio. Sin embargo, lo que conviene pensar es qué modelo de industria impone internet y cómo las industrias culturales pueden adaptarse a él más que emperrarse en defender con uñas y dientes un modelo antiguo. Sobre todo porque internet implica distribución masiva y, por tanto, acceso. Acaso ¿no es esa una de las premisas de cualquier pensamiento de izquierdas, asegurar el acceso a la cultura al mayor número de personas? A lo que habría que sumar el hecho de que ahora más que nunca los creadores tienen acceso a mostrar y distribuir sus trabajos (A-Desk es un ejemplo a pequeña escala de ello, pero a gran escala sólo hay que darse una vuelta por MySpace). El cine, la industria del cine, ha apoyado sin reservas al gobierno de Zapatero (basta recordar las galas de los premios Goya), su caballo de Troya ha sido la lucha contra la piratería y una supuesta defensa del autor (de algunos autores). Pero si los canales de distribución han cambiado, también es posible que hayan cambiado los canales de distribución de la opinión y, tal vez, más que con los premios Goya, esta tenga más incidencia a través de MySpace. Seguramente así hay que entender la correción de González-Sinde al aclarar que “todos somos internautas”, lo que equivaldría a decir que no hay internautas sino ciudadanos que se pasean y hacen uso de una gran plaza pública llamada internet, donde las ideas, las opiniones y las creaciones circulan.

A*DESK, Independent Institute of Criticism and Contemporary Art, is dedicated to learning, publishing and research related to the criticism of contemporary art. Taking the view that critical thought makes individuals free, its mission is to defend actively the importance of criticism: to generate debate about contemporary art, to enable each individual to establish their own opinion and by doing so promote culture.

Articles

10 April 2009

Por el cambio

31 December 2018

Artist’s Status

30 November 2018

COREOGRAPHY

31 October 2018

STONES

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)