close

En A*DESK llevamos desde 2002 ofreciendo contenidos en crítica y arte contemporáneo. A*DESK se ha consolidado gracias a todos los que habéis creído en el proyecto; todos los que nos habéis seguido, leído, discutido, participado y colaborado. En A*DESK colaboran y han colaborado muchas personas, con su esfuerzo y conocimiento, creyendo en el proyecto para hacerlo crecer internacionalmente. También desde A*DESK hemos generado trabajo para casi un centenar de profesionales de la cultura, desde pequeñas colaboraciones en críticas o clases hasta colaboraciones más prolongadas e intensas.

En A*DESK creemos en la necesidad de un acceso libre y universal a la cultura y al conocimiento. Y queremos seguir siendo independientes y abrirnos a más ideas y opiniones. Si crees también en A*DESK seguimos necesitándote para poder seguir adelante. Ahora puedes participar del proyecto y apoyarlo.

Magazine

20 diciembre 2012
regina.jpg
Nadie sabe qué pasará

Paloma Checa

El centro cultural Montehermoso de Vitoria presenta Nouvelle Science Vague Fiction, un proyecto de Regina de Miguel, que se puede visitar todavía hasta el 1 de enero.

Nouvelle Science Vague Fiction ha mantenido ocupada a Regina de Miguel durante los últimos tres años. Es un proyecto de investigación en diversos formatos sobre los límites de nuestra habilidad para conocer e identificar lo cognoscible. La obra sugiere el acceso a esta pregunta mediante la participación en una experiencia del tiempo donde conviven las referencias al presente, al pasado y al futuro. En paralelo a su producción, la artista ha hecho público el desarrollo del proyecto en la web nouvellesciencevaguefiction.tumblr.com, donde se puede acceder a algunas de las fuentes que ha consultado.

Nouvelle Science Vague Fiction se nutre tanto de fuentes de la cultura popular como del trabajo de científicos y teóricos políticos. Con el atlas de imágenes que genera en el proyecto, Regina da cuerpo a una representación del deseo inicial que motivan los viajes hacia la exploración de regiones difícilmente mapeables.

En la muestra, la instalación de un diaporama, una serie de objetos, fotografías y un vídeo se complementa con la programación de un ciclo de cine de ciencia ficción con clásicos como La Jetée (Chris Marker, 1962), Solyaris (Tarkovsky, 1972), Alphaville (Godard, 1965), Welt am Draht (Fassbinder, 1973), L’année dernière à Marienbad (Alain Resnais, 1961), Fahnrenheit 451 (Truffaut, 1966) y Moon (Duncan Jones, 2009); además del taller Future Timeline, con el que propone la generación de narraciones subjetivas vinculadas a la ciencia ficción (26 y 27 de octubre).

El interés de la artista con esta obra es generar en el público un conflicto que nace del reconocimiento de su propia participación, mediante el consenso, en los discursos sobre certezas prometedoras legitimadas por la autoridad de la ciencia y el poder político. “La tendencia de las narraciones utopistas contemporáneas no es la de representar una sociedad perfecta; tratan de representar nuestra dificultad de imaginar una”, me comentaba Regina en una conversación reciente. En un presente de indeterminación general, la reemergencia entre nosotros del imaginario de la ciencia ficción puede que ya no tenga la función de distraernos hacia tiempos mejores si no, por fin, la de educarnos para la vivencia de un presente que queda claro no podemos controlar.

Regina apela a la interpretación de F. Jameson de la idea de futuro como deseo por la seguridad que nos dan las certezas. En tanto que construcciones culturales que crean esperanzas compartidas, los planes de futuro que fueron representados por la cultura popular funcionan hoy como documentos del pacto que una vez realizamos con aquellas narraciones. La artista quiere sustituir la linealidad de las utopías futuristas populares con la escenificación de un presente suspendido. Su apuesta en Nouvelle Science Vague Fiction es la de ver aquellas historias de futuro como interfaces, es decir, como superficies intermitentes de interacción en las que en algún momento participamos; momentos en los que negociamos con nosotros mismos, con lo que pensamos del pasado y lo que imaginamos para el futuro.

La inexactitud que hay en todo futurible es la que Regina de Miguel presenta con este proyecto. Frente a la pactada -y artificial- seguridad que nos proporcionan las historias de utopías por llegar, lo que la artista quiere es que nos detengamos a deambular junto al diaporama de un relato de temporalidad congelada. Mantenernos en él para intuir la sensación del pasado y el futuro de nuestra contingente imagen-estado.

A la configuración de un sistema de representaciones le corresponde, siempre, un negativo. Por ser una ordenación subjetiva de una búsqueda personal, es claramente no científica, aún compartiendo con la ciencia el impulso inicial por conocer. La belleza de Nouvelle Science Vague Fiction es que muestra también la intuición de la existencia de todo lo demás, un todo lo demás oscuro e inaprehensible.

Paloma Checa-Gismero es Profesora Adjunta en San Diego State University y Candidata a Doctora en Historia, Crítica y Teoría del Arte en la Universidad de California, San Diego. Historiadora de arte contemporáneo global y latinoamericano, estudia los encuentros entre estéticas locales y estándares globales. Publicaciones académicas recientes incluyen "Realism in the Work of Maria Thereza Alves," Afterall journal, Fall 2017, y "Global Contemporary Art Tourism: Engaging with Cuban Authenticity Through the Bienal de La Habana," in Tourism Planning & Development journal, vol. 15, 3, 2017. Desde 2014 Paloma es miembro del colectivo Editorial de la revista académica FIELD.

Media Partners:

close
close
close
"A desk is a dangerous place from which to watch the world" (John Le Carré)